Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España empata con Montenegro (8-8) y se jugará la primera plaza ante Holanda

La selección española de waterpolo empató este martes ante Montenegro (8-8) en la segunda jornada de la fase de grupos del Campeonato de Europa, que se celebra hasta el 23 de enero en Belgrado y que servirá para conseguir billete para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.
El conjunto dirigido por Gabi Hernández dominó el marcador, pero la igualdad siempre estuvo presente en el Kombank Arena ante los montenegrinos, subcampeones del mundo en 2013. Un punto de mucho nivel que les llevará a jugarse el liderato del grupo este jueves, ante Holanda (17.15 horas).
España comenzó con mucha seriedad y demostró sus ganas por llevarse el encuentro. Los goles de Guillermo Molina y de Abert Español les dio luz verde para seguir metidos en el choque pese al acierto del rival. El último tanto de Paskovic en el asalto inicial estableció el 3-3 con el que se alcanzó el final.
En el segundo cuarto, más de lo mismo. España sufrió una expulsión tras otra y salió perjudicado en las inferioridades. En cualquier caso, el esfuerzo realizado por los jugadores de Hernández volvió a dar sus frutos (4-5) en el ecuador del choque.
Sin embargo, el gran final de España se quedó sin recompensa. Comenzó el parcial con una gran intervención de Dani López y poco después Blai Mallarach desatascaba el cortocircuito nacional, que dio licencia a los montenegrinos para enjugar las ventajas (5-6).
Ivovic respondió para Montenegro, pero antes de la bocina final Español anotó el 6-7. Y de ahí nacieron los últimos ocho minutos después de un duro remate de Chalo al palo, Fran Fernández ponía por primera vez en el partido dos arriba para España en jugada de uno de más (6-8). La distancia hacía presagiar el segundo triunfo nacional.
Sin embargo --y cuando quedaba 1:09 para el final-- Mladan Janovic colocó el 7-8 y España apuraba la posesión, pero veía cómo a falta de escasos segundos los árbitros señalaban una rigurosísima expulsión que catapultó a Montenegro hasta el 8-8 final.