Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España doblega a Suecia y se adjudica la Swiss Cup

La selección española de balonmano se ha impuesto (25-24) a Suecia este domingo para conquistar el título de la Swiss Cup 2014 disputada en Lausana, un torneo en el que los de Manolo Cadenas impusieron su ley para proclamarse campeón con dos victorias de prestigio.
Tras superar a Suiza el sábado, el arranque de España ante los suecos fue de gran nivel, con un parcial de 5-1 que ponía de cara el encuentro para la campeona del mundo. El efectivo 6:0 en defensa y la gran movilidad en ataque permitió a los de Cadenas despegarse en el marcador y alcanzar un colchón de cuatro goles en el marcador en el minuto 12 (7-3).
Sin embargo, los suecos reaccionaron a partir de ahí y el juego español sufrió un atasco en ataque, chocando con el muro nórdico liderado por Tobias Karlsson y Nielsen. Además, el cambio al 5:1 en defensa tampoco sentó bien a los 'hispanos' lo cual se tradujo en un parcial de 2-9 en contra que puso a Suecia por delante al descanso (9-12).
Tras el paso por vestuarios, los de Cadenas volvieron a una defensa intensa y un ataque con mucha movilidad, empatando el choque merced a un parcial de 3:0 en cuatro minutos (12-12). El duelo, de tú a tú, se mantenía igualado en el intercambio de golpes, pero España comenzaba a mandar con pequeñas ventajas. Sin más rotaciones, el seleccionador español fue a por el partido en el tramo final.
El trabajo de Joan Cañellas, tanto desde fuera como en la conexión con el pivote; Juan Andreu, fajándose con la defensa, daba réditos, y Viran Morros atrás capitaneaba una defensa intensa, que solo Nilsson desde los seis metros podía fragmentar.
Con 3 arriba (24-21) a falta de dos minutos y medio, los suecos dieron el último arreón para acercarse en el marcador, pero España no dejó escapar la victoria y las buenas sensaciones que deja esta Swiss Cup. Guardiola fue el único jugador español que no disputó minutos en la final, debido a unas molestias de tobillo producidas en el partido de ayer frente a Suiza.