Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España queda eliminada en la competición por equipos ante la poderosa China

El conjunto español femenino de tenis de mesa ha quedado eliminado este viernes al caer en la primera ronda de los Juegos de Londres ante el equipo chino, que suma siete títulos mundiales y es uno de los favoritos al oro, después de haber perdido los tres primeros encuentros.
El primer choque midió a la mejor jugadora española, Yanfei Shen, número 17 del mundo, contra la mejor china, Xiaoxia Li, que acaba de lograr el oro olímpico en la modalidad individual y que no dio opciones a su compatriota nacionalizada española. La asiática se impuso sin muchos problemas en los dos primeros 'sets' en los que le endosó 11-4 y 11-7.
Sin embargo, Shen le puso las cosas más complicadas en el tercero, en el que incluso llegó a gozar de cuatro puntos de set pero finalmente cayó derrotada por un 14-12, con el que China sumó así su primer punto al casillero.
El segundo choque enfrentó a la catalana Sara Ramírez, que cayó en la segunda ronda del torneo individual ante la ucraniana Margaryta Pesotska, con Guo Yue, triple medallista olímpica después del bronce de Atenas en la modalidad de dobles, el bronce individual en Pekín, y el oro por equipos en el mismo año.
La jugadora del Fotoprix Vic salió con la idea de plantarle cara a la china desde el principio, y aunque no lo consiguió en el primer set en el que cayó por un ajustado 11-9 sí lo hice en el segundo, en el que logró imponerse por 8-11. Un resultado que sirvió para despertar a la cuarta del mundo, que desde entonces se mostró mucho más concentrada y no dio opciones a la española endosándole un 11-5 y 11-8, para darle el segundo punto a su equipo.
El tercer encuentro, el de dobles, midió a las parejas Ramírez-Galia Dvorak contra Xiaoxia-Ding Ning, la número uno del mundo y plata olímpica en el individual de Londres. La superioridad china en este partido fue doble y se impusieron en tres cómodas rondas por 11-7, 11-5 y 11-8.
Las chinas siguen así adelante en una competición en la que tienen todas las papeletas de subir al podio, y donde en la siguiente ronda se verán las caras con el ganador del Egipto - Holanda. Mientras que España se vuelve a casa después de haberle plantado cara al equipo número uno, y de haber hecho todo lo posible por lograr la victoria.