Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Federación Madrileña tilda de "muy positivos" los Juegos en las disciplinas de agua

La Federación Madrileña de Natación ha calificado este martes a los Juegos Olímpicos de Londres de "muy positivos" para las disciplinas de natación y para sus representantes madrileños, que lograron sus mayores éxitos en agua.
De hecho, dos de las 'guerreras' del waterpolo, Pilar Peña y Laura López, lograron la plata en la primera aparición olímpica del waterpolo femenino, junto a Miki Oca y Claudio Camarena. Alba Cabello volvió a conseguir la medalla de bronce en natación sincronizada y Patricia Castro, que entrena en el Centro M-86, batió el récord nacional.
La natación española ha conseguido cinco de las 17 medallas con las que regresan los deportistas españoles de unos Juegos Olímpicos, lo que representa casi un 30 por ciento del total.
"Se acudía con una magnífica representación en las cuatro disciplinas de natación. La gran alegría, por lo inesperado, la dieron las chicas del waterpolo, que llegaron a la final derrochando dosis de pundonor y entrega. Por su parte, el equipo masculino logró un meritorio sexto puesto, estando en lucha por las medallas hasta el final pese a que algún gol decisivo no subiera al marcador", ha indicado la Federación.
Además, aplaudieron la actuación de las chicas de sincronizada, que cosecharon dos medallas, plata en dúo y bronce en equipos, con la participación de la madrileña Alba Cabello y una espectacular puesta en escena que causó la admiración del público. En saltos, el madrileño Javier Illana quedó en duodécima posición, que arriesgó para conseguir medalla en uno de sus saltos de la final en trampolín de 3 metros.
En la disciplina de natación, la participación madrileña se redujo a las deportistas Duane Da Rocha y Patricia Castro, junto al entrenador Ignacio González. Da Rocha compitió en 100 metros espalda, donde quedó a dos centésimas de su marca personal, y en 200 metros espalda, donde rebajó su marca y pasó a semifinales.
Patricia Castro, que entrena en el Centro de Tecnificación que tiene la Federación Madrileña en el Mundial-86, vivió su primera participación olímpica en la prueba de relevos 4x200 metros libres, donde el equipo español rebajó en más de 6 segundos el récord anterior, quedando a sólo 3 centésimas de pasar a la final.