Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferran Latorre corona el 'ochomil' nepalí Makalu sin oxígeno artificial

"Había detractores que nos tomaban por locos"
El alpinista español Ferran Latorre ha alcanzado la cumbre del Makalu (Nepal), el quinto pico más alto del planeta con 8.463 metros de altitud, y lo ha hecho sin oxígeno artificial acompañado por el austríaco Hans Wenzl, el indio Arjun Vajpai y el búlgaro Boyan Petrov y ha celebrado el hito pese a que sus detractores le tomaran "por loco".
"La parte final del Makalu es más compleja de lo que pensaba. Se trata de un terreno mixto de dificultad básica pero nada evidente. Quiero decir con esto que el famoso corredor francés no tiene nada de corredor y se trata de ir subiendo por donde se intuye el mejor paso entre las rocas y la nieve", explicó Latorre en la crónica sobre esta aventura 'En la cima con Lionel Terray'.
La expedición lanzó el ataque definitivo a la cima el domingo 22 de mayo desde el C2, situado a 7.500 metros de altitud. Tras 16 horas de ascenso y casi mil metros de desnivel, Latorre, Wenzl, Vajpai y Petrov alcanzaron sin ayuda de oxígeno la cima del Makalu.
"En este tramo, la ascensión se ralentizó radicalmente. Las horas fueron pasando sin darnos cuenta de ello, con esperas largas pero más bien intemporales, y todos nos conformamos a la lentitud, a cambio de más seguridad", recordó.
El día antes de atacar la cima, mientras descansaban en el campo base de MakaluLha (7.500 metros) tuvo "dudas". "Por un lado nos saltábamos un campamento, con lo que el ataque se hacía muy largo. En este sentido, había detractores que nos tomaban por locos y defensores que nos lo aconsejaban como mejor opción", explicó.
"Las dudas venían por la parte de las sensaciones. A esos 7.500 metros de altura no acababa de encontrarme con plenitud de energía y notaba un poco la altura, con una serie de síntomas leves pero que me recordaban malos augurios vividos en el pasado", recordó el alpinista.
Latorre ya intentó coronar el Makalu en cuatro ocasiones anteriores. "Quizás eran los nervios o el miedo a volver a fallar. En ese mismo lugar, hacía dos años me di la vuelta por falta de energía, y contando los dos intentos al difícil Pilar Oeste, y descartando el año del terremoto, aquel era mi cuarto intento verdadero al Makalu", detalló.
Después de conseguir alcanzar la cima del que ha sido el décimo segundo ascenso a pulmón, Ferran Latorre llegaba este miércoles al Campo Base del Makalu tras el descenso. Al alpinista catalán de 45 años ya sólo le quedan dos cimas más para completar su proyecto personal CAT14x8000: el Nanga Parbat, que intentará coronar durante esta temporada de verano en Pakistán y el Everest, que atacará en la primavera de 2017.
El reto personal de Latorre consiste en ser el primer catalán del mundo en coronar las catorce cumbres más altas del planeta sin oxígeno artificial. De momento sólo lo han conseguido quince alpinistas de todo el mundo, siendo el primero Reinhold Messner en 1986.