Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gemma Mengual: "Hay muchos días que me veo en el podio"

La nadadora del equipo español de natación sincronizada Gemma Mengual ha señalado que ha soñado con estar junto a Ona Carbonell en el podio de los Juegos Olímpicos de Río y, en este sentido, ha añadido que "muchos días" se ve capaz de recibir la medalla en un presentimiento que es "bueno" porque les hace ver "posible" ese hito.
"Hay muchos días que sí me veo en el podio en Río. He tenido algún sueño de estos, y cuando lo tengo lo comparto. Pero aún así somos conscientes de que puede pasar cualquier cosa, todas nos hemos visto en el podio y es bueno porque lo vemos posibles por que si no, mal", aseguró en atención a los medios en el 'Media Day' organizado por 'LaLiga4Sports'.
Mengual, quien a sus 38 años vuelve a unos Juegos Olímpicos junto a la gran referencia del equipo, Ona Carbonell, está ilusionada y confiada. "Quedan dos meses y nos empezamos a sentir seguras y cómodas con las coreografías, las hemos ido arreglando y llenando de contenido y dificultad y el resultado está siendo bastante bueno", celebró.
"La verdad es que entrenar con ella, es como si hubiera vuelto algo hacia atrás a su edad. Estoy muy ilusionada y feliz, a gusto, se nota y estamos entrenando muy a gusto las dos juntas", comentó Mengual en referencia a los beneficios de trabajar con Carbonell.
Respecto a los tiempos en los que era la capitana del equipo, antes de retirarse eventualmente, cree que los entrenamientos son "diferentes". "Me estoy centrando solo en el dúo, entrenamos más calidad que cantidad, y la calidad es tanta que a la larga se está viendo que es totalmente efectivo este método de trabajo", argumentó.
Y es que cuando el equipo técnico le pidió que se metiera de nuevo en el agua para el dúo con Ona Carbonell, tardó solo cinco días en aceptar. "Al final dije que sí que me atrevía y aquí estoy. Volver a pasar por lo duro que sé que es este deporte... Los entrenamientos son muchas horas, y me daba miedo que el cuerpo no respondiera. Había hecho el dúo mixto y para hacer cuatro cosas bien, pero al nivel este no sabía si llegaría o me rompería, daba respeto", reconoció.
"Pensé que podía hacerlo y que haciendo las cosas bien podía llegar. Ahora ya me he acostumbrado a la situación, aunque cuando hay que viajar o hay entrenamientos más exigentes lo noto, no puedo descansar y me levanto destrozada. Antes era diferente, me estiraba en el sofá a descansar y ahora hay bañeras, cenas, se tiene que ir a comprar... Cambia bastante", señaló Mengual, madre por partida doble.
Pero ahora se centra ya en Río y en unas coreografías "únicas" que han hecho a nivel de Ona y suyo. "Están al nivel de dificultad del 'tango' de Andrea y Ona o del 'flama' de Andrea conmigo, pero con nuestra personalidad y forma de hacer. Ha sido un tándem de las dos maneras de nadar que tenemos, que somos solistas y de movimientos amplios y con madurez, Ona lleva tiempo y yo ni te cuento", apuntó distendida.