Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hermida: "He perdido el podio por un problema técnico, así que contento"

El ciclista español José Antonio Hermida aseguró tras quedarse a las puertas de medalla en la prueba de campo a través de mountain bike de los Juegos de Londres que el podio "se perdió por un problema técnico", no físico, ya que en una de las bajadas del circuito se le rompió la cadena, por lo que se mostró "contento" de "seguir en la brecha doce años después" de su estreno olímpico, en Sidney, donde había logrado la misma posición que este domingo.
En declaraciones a los medios de comunicación tras una dura carrera en Hadleigh Farm, Hermida explicó que los "10 o 15 segundos que costó" solucionar el problema lo dejaron sin el preciado metal, pero recordó que la competición es larga y se producen diferentes contratiempos, como el que este domingo supuso la caída del campeón olímpico en Pekín y Atenas, Julien Absalon, quien no pudo acabar la carrera.
"Es el 'easy, easy', si no se hubiera caído Absalon, no hubiera tenido que gastar esos cartuchos hasta la tercera vuelta, donde vamos todos muy justos y, al final, las carreras se deciden por pequeños errores, porque físicamente todos tenemos más o menos la misma forma física, pero las cosas hay que hacerlas 'in situ' en una hora y media, que es lo que dura la carrera", subrayó Hermida, plata en Atenas, quien dijo que, ahora, te toca "a esperar cuatro años más".
No obstante, tiró de una particular calculadora para prever él éxito en la cita de Río de Janeiro. "Si seguimos con esta rueda, hace doce años fui cuarto, luego segundo, pues sé que si se repite, llegaré hasta Río y subiremos al podio", declaró con sentido del humor un ciclista que se insistió en que estaba "contento". "Yo estoy contento, he estado luchando, doce años después sigo en la brecha y es lo importante".
ACTUALIZARSE.
No en vano, a sus 34 años descartó que el paso de tiempo suponga, de momento, un factor en su contra: "Yo sigo bajando igual, independientemente de la edad, a mí me gusta el mountain bike y con los años he sabido actualizarme como los antivirus: llegan las nuevas generaciones y hay que saber actualizarse, hay que luchar de tú a tú, hay que aprender, cada invierno hay que actualizarse y he sabido hacerlo, la prueba es ésta".
En consecuencia, a pesar de que "sí que es verdad que no se ha podido luchar por la medalla de oro, estar ahí siempre es importante", con actuaciones como este cuarta posición de Londres, resultado de un "problema técnico" que lo obligó a apearse de la bicicleta "en una de las bajadas y esos 10 o 15 segundos es lo que ha costado". "Así que yo creo que no ha sido por físico, ha sido por ese pequeño 'pit stop' que he tenido que hacer", declaró.
La mala fortuna había aparecido ya en su estreno olímpico "y 12 años después, por otro problema de cadena, se vuelve a estar cuartos aquí", si bien Hermida insistió en que su actuación fue notable en una carrera en la que hubo más inconvenientes que superar: "Ha sido una carrera difícil, tuve una buena salida, desde el principio tenía claro que la primera bajada era súper complicada, en el momento crítico de la salida, luego tuvimos la pequeña trifulca con Absalon y otros corredores, y todos tuvimos que salir corriendo".
REPLANTEAMIENTO TÁCTICO
Una evolución que obligó a reformular el planteamiento de una competición que asumió por fases para completar los 34 kilómetros de recorrido: "Hasta la tercera o cuarta vuelta tuve que estar cazando con el sudafricano --Burry Stander, quinto, detrás de él--, nos hemos entendido bien, llegamos a la cabeza y una vez ahí es verdad que tampoco estaba la cosa para tirar muchos tiros".
Como resultado, su apuesta fue "mantenerse atrás". "Guardé un poco de energía y tenía muy claro que hasta el final de carrera podría estar delante y así fue, una lástima perder esa cadena, en uno de los saltos, tuve que parar y perdí la cabeza, luego tuve que volver, sí que es verdad que supe cómo pasar ese momento crítico, tanto mental como técnico, pero no ha sido suficiente para volver al podio", lamentó.
El desenlace, sin embargo, no hace más que reforzar su intención de continuar adelante en el deporte que ha convertido en un modo de vida: "Me planteo seguir: siempre he dicho que he sabido hacer de mi hobby mi trabajo y de mi trabajo mi hobby, así que con un cuarto puesto y así corriendo, sigo con la sonrisa y eso quiere decir que tengo pasión, que me lo pasé bien y que puedo continuar adelante".
En Atenas, tras lograr la plata, había hecho el gesto de un pistolero al llegar a la meta, en honor a uno de sus apodos, 'Johnny Pistolas', hoy, sin embargo, levantó el brazo, una reacción que confesó que "era más de rabia", a pesar de mostrarse mayormente "contento". No en vano, sus compañeros Carlos Coloma y Sergio Mantecón le habían preparado una sorpresa para estos Juegos, a los que se presentaron con el estilo del bigote con el que Hermida había ganado el Campeonato del Mundo en Canadá en 2010, por lo que él tuvo que hacer lo mismo para la prueba de este domingo. "Ha sido un detalle", valoró.