Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hornillos apuesta por las federaciones autonómicas para acceder a la presidencia de la RFEA

El exatleta Isidoro Hornillos ha presentado este viernes su candidatura a la presidencia de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA), en un acto en el que ha destacado que las federaciones autonómicas serán "la piedra angular" de su proyecto y que "activarán todas las medidas necesarias para que ningún atleta que haya sido sancionado por falta grave por dopaje, vuelva a vestir la camiseta de la selección española".
En el acto, celebrado en Madrid, Hornillo estuvo acompañado por varios presidentes de federaciones autonómicas de Cantabria, País Vasco, Castilla-La Mancha y Castilla y León Canarias, entre otras. Además de contar con el respaldo del atleta Víctor García Blázquez.
"He sido fiel a este deporte durante los últimos 40 años y he recorrido todos los estamentos del atletismo. Me siento preparado para asumir la presidencia y asumir el cambio de imagen que necesita la federación", expresó Hornillos.
Además, el presidente de la federación gallega de atletismo destacó que las federaciones autonómicas serán, al igual que defendió en su momento el presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), Sebastian Coe, la "piedra angular" de este deporte, ya que en los últimos años han sufrido "una bajada del 80 por ciento de la subvención procedente de la RFEA y protagonismo en la toma de decisiones".
"Es indispensable poner en valor su protagonismo, mejorar su financiación y evitar fronteras que solo perjudican al futuro del atletismo español. Si salgo elegido presidente prometo diálogo permanente con todas las federaciones y una plena integración en todos los proyectos de la RFEA", agregó.
Por otro lado, Hornillos también resaltó la importancia de la lucha contra el dopaje, manifestando que, "al margen de la devolución de la posible cuantía económica de las becas o la eliminación de las listas de records, "se activarán las medidas necesarias para que ningún atleta que haya sido sancionado por falta grave por dopaje, vuelva a vestir la camiseta de la selección española".
Así, el candidato también declaró que las ayudas económicas "irán destinadas, básicamente, a facilitar las condiciones de entrenamiento y competición de los deportistas". "La realización de la marca personal en una gran cita internacional deberá tener su correspondiente retorno en la normativa de ayudas", aseveró.
Asimismo, el vallisoletano explicó que es consciente de la importancia que tiene la función de los entrenadores en el atletismo español y que por eso necesitan "aumentar el número de técnicos mediante cursos de formación". "Haremos esfuerzos para reivindicar una profesionalización de la función del entrenador de atletismo", subrayó.
Sobre los clubes, explicó que la creación de los mismos "debe contar siempre con la participación de los entrenadores" y que es conocedor de los problemas que les afectan, por lo que intentará "enriquecer el tejido atlético español", en colaboración con las federaciones autonómicas.
Finalmente, acerca del nuevo enfoque que tendrá la oficina de la RFEA si finalmente es presidente, destacó que "desaparecerá la figura del director general", cuyas competencias serían asumidas por él, el secretario general y el gerente, "limitándose a realizar labores que estatuariamente le vienen conferidas".
Isidoro Hornillos se presentará a la presidencia de la RFEA para sustituir a José María Odriozola. También lo harán Rául Chapado y Manel González, que ya anunciaron a principios de año que presentarán su candidatura.