Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Isaac Botella, sexto y diploma olímpico en la final de salto

Isaac BotellaReuters/Archivo

El gimnasta español Isaac Botella terminó en la sexta posición de la final de salto de gimnasia artística de los Juegos Olímpicos de Londres, donde el coreano Hak Seon Yang se coronó como nuevo campeón olímpico en esta disciplina.

El North Greenwich Arena era el escenario donde el ilicitano disputaba su segunda final olímpica, después de haber terminado último en este aparato hace cuatro años en Pekín y encaraba con ganas la final británica donde quería resarcirse de su actuación en tierras chinas donde los nervios no le dejaron actuar al cien por cien.
Botella, que mejoró su actuación en Pekín, terminó sexto en una final donde destacó por su regularidad en ambos saltos, consiguiendo una puntuación final de 15.866 y quedando por delante del campeón europeo Flavius Koczki.
El español, además, protagonizó uno de los momentos más emotivos de la final de salto, ya que después de terminar su actuación no dudó en mostrar una toalla en la que se podía leer: "Muchas gracias abuelito va por ti. Gracias familia".
Una final donde el mejor fue el vigente campeón del mundo, el coreano Hak Seon Yang, que cerraba la rotación de la final y no defraudó con dos brillantes saltos que le dieron una nota de 16.533, superando al ruso Denis Ablyazin, que se colgó la plata, y del ucraniano Igor Radivilov, que cerraba el podio con el bronce.