Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Isidre Esteve participará en el Dakar 2017 tras ocho años de ausencia como "reto personal"

El piloto de rallys español Isidre Esteve (KH-7 y Onyx) ha desvelado este martes que volverá a estar en la salida del Rally Dakar 2017 en la categoría de coches, después de ocho años de ausencia, en un "reto personal" para él que emprenderá con un Mitsubishi Montero y el cojín inteligente que ha diseñado desde su fundación.
"Estoy muy contento porque este proyecto es ya una realidad. Cuando acabé el Dakar en 2009 pensé que no volvería más, pero gracias a muchos de los que hoy están aquí, que nos han dado el empujón para tirar hacia adelante y son los culpables de que hoy estemos aquí, os puedo anunciar que estaré en la salida del Dakar 2017", anunció Esteve.
Desde que participó por primera y única vez en la categoría de coches del Rally Dakar, en 2009, Esteve ha trabajado para recuperarse de las secuelas físicas -úlceras- que sufrió entonces para volver a competir, desarrollando un cojín inteligente que evita la aparición de esas dolencias, y gracias a un coche adaptado con el que optará a, cuanto menos, finalizar este próximo Dakar 2017.
El 24 de marzo de 2007, el piloto catalán sufrió un grave accidente tras caer en el rally de la Baja Almanzora, prueba puntuable para el Campeonato de España Todo Terreno, que se disputaba en Almería, en la cual se fracturó las vértebras T7 y T8 quedándose en silla de ruedas. Tras disputar diez Dakar en motos, con dos cuartos puestos en 2001 y 2005, afrontará ahora su segundo Dakar en coches.
"Cuando tuve la lesión en 2007 nos propusieron volver rápido al Dakar y dije: 'Con la silla al fin del mundo'. Así que nos plantamos con el Dakar de Sudamérica cuando hacía muy poco que convivía con la lesión medular. Estuve un año y medio para recuperarme y entendí que el Dakar no era una carrera para nosotros, hasta que en 2010 vimos que nos hacía falta un cojín inteligente, que no existía, y lo hicimos. El día de volver al Dakar ya ha llegado", celebró.
Además, es un "reto personal". "Se trata de ir al Dakar y comprobar que la discapacidad no es un problema para competir a gran nivel y que gracias al mundo del motor, que es un gran ejemplo de deporte inclusivo, tienes la oportunidad de competir al mismo nivel. El Dakar principalmente es un reto, pero a nivel competitivo me lo ha dado todo y la vida sin retos no sería nada", describió.
Isidre Esteve y su copiloto Chema Villalobos participarán en el Dakar 2017 con un Mitsubishi Montero 3.200. "Encontrar un copiloto para compartir esta aventura no es fácil. Si el coche se queda encallado en las dunas yo lo único que puedo hacer es animarle", bromeó distendido.
Para emprender este reto ha sido imprescindible el desarrollo del cojín inteligente que ha diseñado y producido a través de su Fundación, que les ha permitido "cambiar el destino". "Eso que yo creía que no podríamos volver a hacer ahora sí y para mí eso ya es haber ganado", comentó.
"Nos ha llevado mucho tiempo. Queríamos hacer un cojín para que yo pudiera correr, pero lo suyo sería que se pudieran beneficiar todas las personas con el mismo problema para llegar a todos. Cuando empiece el Dakar queremos que la gente pueda adquirir el cojín en los puntos de venta", explicó.
Por estos trabajos, y a falta de sentirse preparado, ha tardado ocho años en presentarse de nuevo al Dakar. "Vamos con la sensación de que lo hemos preparado muy bien y hemos hecho los deberes. Tenemos el cojín, hemos mejorado con el equipo y el coche y nosotros estamos más rodados también. No hemos tomado la decisión hasta que no hemos tenido la sensación de que teníamos controlados todos estos aspectos", matizó.
La presentación de este nuevo proyecto para Esteve se ha celebrado en el edificio Esfèric Barcelona y ha contando también con la presencia del presidente de KH Lloreda, Josep Maria Lloreda, y la directora de recursos humanos y comunicación de MGS Seguros-Onyx, Araceli Ruiz, patrocinadores de esta nueva aventura 'dakariana' de Isidre Esteve.