Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jennifer Pareja: "Es un sueño hecho realidad, pero esto no acaba aquí: vamos a por la final"

La capitana de la selección femenina de waterpolo, Jennifer Pareja, reconoció este martes que el pase a la final en los Juegos de Londres representa un "sueño hecho realidad", pero advirtió de que "esto no acaba aquí", a pesar de tratarse del estreno del equipo en una cita olímpica. "Es una final y vamos a ir a por ella", proclamó.
En declaraciones en la zona mixta tras asegurarse la medalla, Pareja admitió estar sobrecogida al punto de "no saber ni qué decir", pero pronto recuperó la posición para avisar de que España va a por el oro: "Esto no ha acabado aquí para nada, vamos a disfrutar de esa final al cien por ciento e intentar ganarla".
La fórmula para conseguirlo es mantener el nivel mostrado hasta ahora en unos Juegos en las que se han impuesto en todos los partidos, excepto el empate en la fase clasificatoria contra Estados Unidos, precisamente sus rivales por lo más alto del podio. "Tenemos que seguir con la línea de juego que hemos mostrado todo el campeonato, nos está dando resultado, una defensa muy disciplinada, y ataque, poco a poco", sostuvo.
En consecuencia, la jugadora del Sabadell subrayó que "la línea es ésa y hay que seguir con ella" en la lucha por el oro contra las norteamericanas, a las que aunque no han podido ganar en estos Juegos, vieron cómo las españolas remontaban el partido para dejar igualdad a nueve: "Vamos a hacer lo mismo, no sé si vamos a hacer dos retoques tácticos, pero nosotras tenemos un estilo de juego muy ensayado, muy disciplinado y vamos a seguir con eso".
PASO A PASO
Y es que Pareja explicó que aunque la medalla era un objetivo, las debutantes eran conscientes de la necesidad de ir "paso a paso". "Llegamos aquí partido a partido, luchando, lo habíamos trabajado, pero a la final hemos llegado de verdad". "Y ahora que hemos llegado habrá que ganarlo, ¿no?", reivindicó.
No obstante, apeló a mantener la concentración: "Poco a poco, a pensar en el próximo encuentro, prepararlo, ahora habrá que recuperarse y el siguiente, a por él", instó todavía con lágrimas en los ojos tras la gesta obtenida. "¿Cómo no voy a llorar?", declaró, en una jornada en la que la emoción había comenzado por la mañana, cuando el equipo técnico les había preparado una sorpresa con un vídeo en el que sus seres queridos les trasladaban su apoyo.
"Fue increíble, ha sido idea del 'staff' y nos ha emocionado un montón ver a las familias, a la gente que te quiere, que te ayuda mandándote un mensaje antes de un partido importante. Ha sido muy emotivo, hemos salido a matar", reveló la jugadora, quien no esperaba el detalle: "Pensábamos que era un vídeo normal, táctico, y hemos llorado. Osea, que llevamos un día de llorar".
SUEÑO HECHO REALIDAD
Su compañera Laura Ramos, por su parte, coincidió en que todavía no se creía el hito logrado: "No soy consciente, yo creo que ninguna de nosotras es consciente de que medalla ya la tenemos asegurada y que vamos a jugar una final olímpica". "Es el sueño de cualquier deportista. El primero es llegar aquí y el siguiente, llegar a una final", añadió.
La portera, uno de los activos más importantes del equipo, asumió que el último encuentro va a ser una contienda complicada: "Evidentemente, va a ser una batalla muy dura, pero vamos a dejar lo mejor de nosotras, ya no quedan más partidos, no hace falta reservar para nada, es una final y vamos a dar lo mejor e intentar ganar ese oro".