Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ciclista Jesús Risueño, entre los 40 detenidos por la Policía en las operaciones en Valencia y Alicante

La Policía se incauta de 380.000 dosis destinadas a deportistas amateur en gimnasios de Valencia y Alicante
La Policía Nacional ha anunciado este viernes la desarticulación de dos organizaciones dedicadas a distribuir sustancias dopantes, una de las cuales, radicada en Valencia, contaba entre sus integrantes con el ciclista de élite Jesús Risueño, detenido el pasado julio.
En total, han sido detenidas 40 personas y se han incautado 380.000 dosis dopantes. La segunda organización desmantelada operaba en Alicante, se dedicaba además al tráfico de drogas y contaba con una 'oficina de cobros' para saldar deudas con coacciones y amenazas. Ambas redes distribuían su mercancía a deportistas aficionados en gimnasios.
Risueño formaba parte del grupo de Valencia, desarticulado en la 'operación Turia', que se ha saldado en total con 20 detenciones, y se han incautado más de 200.000 sustancias dopantes. Según el inspector jefe de la sección de Medioambiente Consumo y Dopaje de la Policía Nacional, Javier Molinera, Risueño adquiría estas sustancias anabolizantes "para él y para otros deportistas de élite" a través de recetas médicas que elaboraba a cambio de dinero.
De hecho, en la última fase de la investigación ha sido detenido un médico generalista que se encargaba de suministrar estas dosis de forma "ilegal" vendiendo las prescripciones. La operación ha incluido la inspección de 15 farmacias en Valencia, el registro de dos centros sanitarios y la incautación de más de 600 recetas.
Además de con recetas fraudulentas, la red se abastecía importando sustancias del extranjero, principalmente de China y Grecia y almacenándolas "sin control" antes de distribuirlas.
OPERACIÓN 'HÉRCULES' EN ALICANTE.
En paralelo, la Policía ha llevado a cabo la operación 'Hércules', en la que se ha sido desmantelado otro grupo criminal asentado en Alicante, que, además de dedicarse a la distribución de dosis dopantes a través de gimnasios, se dedicaba también al tráfico de estupefacientes y al cobro de deudas mediante coacciones.
En concreto, Molinera ha explicado que ésta organización intercambiaba la marihuana que plantaba en España con 'speed' que le proporcionaba otro grupo criminal de origen holandés; y ha concretado que la organización se dedicaba al "tráfico con anabolizantes en su tiempo libre" porque con esta actividad se obtiene "menos dinero" que con el tráfico de drogas", aunque éste sea "más limpio".
Durante esta operación, se han realizado 13 registros domiciliarios en la localidad de Busot (Alicante) en los que se han incautado 1,7 kilos y 600 plantas de marihuana, dos armas de fuego real y otras dos simuladas, además de dinero falso, vehículos de alta gama y numerosos smartphones.
Para saldar deudas del tráfico de drogas, la organización contaba con una "oficina de cobros" compuesta por cinco personas, que disponía de armas de fuego real que llegaron a utilizar a tiros a los agentes que intentaban arrestarlos. Además, sus integrantes estaban a punto de secuestrar a un deudor para "amputarle miembros", según ha informado la Policía.
A los detenidos se les puede imputar delitos contra la salud pública por la distribución de estas sustancias y no por su adquisición; y también el delito de pertenencia a organización criminal. Las dos operaciones han sido desarrolladas con la colaboración de agentes de la Brigadas Provinciales de Policía Judicial de Valencia y de Alicante y la Unidad de Prevención y Reacción de la comisaría de Elche.
Durante 2013, la Sección de Medio Ambiente, Consumo y Dopaje de la Policía Nacional ha intensificado su lucha contra estas nocivas sustancias y contra este "mercado en auge", con un total anual de 178 detenidos y cerca de 1.000.000 de dosis incautadas.
Por su parte, el director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte, Manuel Quintanar, ha destacado la "brillantez" de las operaciones policiales así como la "eficacia" de los agentes.