Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Joan Barreda, líder en el arranque del Desafío Ruta 40

El piloto español Joan Barreda ha logrado este domingo la victoria en la primera etapa del Desafío Ruta 40 que se disputa en Argentina después de parar el cronómetro en 3 horas, 45 minutos y 45 segundos.
Las cosas no podían haber empezado mejor para Joan Barreda en su regreso a la competición. El piloto de AMV, con muy buenas sensaciones a lomos de su Honda, se ha adjudicado la primera etapa del Desafío Ruta 40.
La etapa, con inicio y fin en la localidad de San Rafael, ha contado con 470,94 kilómetros de los cuales 309,54 han sido cronometrados. Una primera jornada con una complicada combinación de terrenos formada por dunas, salares y montañas con tramos de mucha vegetación y pistas de poca visibilidad que ha atravesado las Dunas del Nihuil.
A pesar de la complejidad de la etapa y de haber sufrido una caída sin consecuencias tras topar con un animal, el piloto de AMV ha finalizando la etapa con 3 minutos y 37 segundos de ventaja sobre Paulo Gonçalves, su compañero de equipo y ganador de la última edición del Desafío 40.
Barreda ha impuesto un ritmo muy alto a lo largo de toda la jornada retomando, de nuevo, las sensaciones encima de su montura en la que está siendo su vuelta a la competición.
Un inicio muy positivo para el de Torreblanca en la que es su segunda participación en el Desafío Ruta 40. La exigente prueba argentina es para Joan Barreda el mejor entrenamiento posible para el que va a ser el gran reto, su participación en el rally más duro del planeta, el Dakar.
El lunes tendrá lugar la segunda jornada de competición de la dura prueba argentina que unirá las localidades de San Rafael y San Juan, un total de 528,08 kilómetros con 226,03 de especial donde la técnica tomará el protagonismo. Una etapa cuyo recorrido tuvo que ser modificado tras las intensas nevadas en la región de Uspallata.
"Ha sido un buen día, aunque complicado. En la primera parte he tenido un percance con un animal y me he ido al suelo en una zona muy rápida, pero por suerte no me he dañado nada y la moto estaba perfecta. En la segunda parte he intentado mantener un buen ritmo, pero a unos 50km del final, la conexión del GPS se ha desconectado", señaló.
"Ahí he perdido algo de tiempo intentando volver a conectarlo, hasta que he visto que era imposible. Entonces, he tenido que ir con más cuidado con la navegación, sobretodo con los radares. A pesar de los percances, ¡todo ha salido bien! Un buen trabajo, un buen día", concluyó.