Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kluge gana casi sin quererlo y sorprende a los sprinters en un final inesperado

El ciclista alemán Roger Kluge (IAM Cycling) se ha impuesto este miércoles en la decimoséptima etapa del Giro de Italia, disputada entre Molveno y Cassano d'Adda sobre 196 kilómetros, al sorprender a los sprinters en un final inesperado en el que cogió unos metros de ventaja para dar caza a Pozzato (Wilier-Southeast) y, al girarse, vio incrédulo cómo pasaba en solitario la línea de meta.
Pese al gran trabajo de varios equipos para neutralizar la fuga y jugarse el triunfo al sprint, Kluge fue el más rápido en la meta de Cassano d'Adda, totalmente llana y en un trazado recto y ancho. El gran grupo engulló en los últimos 2 kilómetros a la fuga de seis que se formó tras una escapada previa desde el inicio de etapa de tres valientes que finalmente no tuvieron premio a su osadía.
Pero la fuga que fue la otra gran protagonista más allá del ganador, al formarse en el kilómetro dos de la etapa, estuvo formada por Daniel Oss (BMC), Pavel Brutt (Tinkoff) y Eugert Zhupa (Wilier-Southeast). A estos tres se les añadieron Maxim Belkov (Katusha), Lars Ytting Bak (Lotto-Soudal) e Ignatas Konovalovas (FDJ) a poco más de 20 kilómetros de la meta.