Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leopoldo Rodés cree que Madrid organizará los Juegos de 2020 y que la crisis no es obstáculo

Afirma que la "humildad" de Madrid puede ser su mejor baza y pide repetir la unidad del 92
El empresario y mecenas Leopoldo Rodés, que presidió el comité de promoción de la candidatura de los Juegos Olímpicos (JJOO) Barcelona'92, cree que Madrid tiene muchas posibilidades de conseguir los de 2020 porque es "la mejor candidatura", y considera que la crisis no es un obstáculo, sino al contrario.
En una entrevista de Europa Press, ha asegurado que Madrid parte con ventaja respecto a sus rivales --Estambul y Tokio-- porque Madrid puede hacer de la "humildad" su mejor baza, y por el poco entusiasmo que muestra la ciudad turca, que a priori parecía una de las favoritas para la proclamación, que se decidirá en septiembre de 2013.
Pese a la grave situación económica de España, Rodés cree que, justo por eso, Madrid necesita los Juegos mucho más que hace cuatro años, y cree que los recortes presupuestarios no deben ser un gran incoveniente, porque la ciudad tiene hechas la mayoría de infraestructuras deportivas.
Ha recordado que a los miembros del COI dan importancia, a la hora de otorgar los Juegos, a las ciudades que los necesitan, a las que más les convenga, y ponen mucha atención en el entusiasmo de los ciudadanos.
Así, ha recordado que París era la favorita cuando Barcelona ganó: "Su mensaje era que Francia ofrecía París al Olimpismo, 'lo toman o lo dejan', lo cual era un planteamiento un poco arrogante. Nosotros éramos un país más pobre, con una democracia reciente y necesitábamos los Juegos", ha dicho, confiado en que eso fue una de las claves del éxito, además de la complicidad de Juan Antonio Samaranch.
Rodés fue en 1985 presidente del Comité de la Candidatura de Barcelona, y en 1986, cuando los Juegos ya estaban asignados, formó parte del Comité Ejecutivo de Barcelona'92, unos Juegos que al principio tenían algo de quimera, confiesa.
"Había un elemento de utopía indiscutible, porque cuando empezamos faltaban siete años para los Juegos y era difícil explicarlo", ha dicho, y ha recordado la generosidad del centenar de empresarios que financiaron la mitad de la candidatura con aportaciones de 10 millones de pesetas cada uno.
MADRID, BIEN COMO BARCELONA
También ha destacado los niveles de más del 95% de aceptación que había entre los ciudadanos, nó solo en Barcelona: "Toda España quería los Juegos", aunque ha lamentado que uno de los éxitos de entonces, la unidad política, sería difícil de repetir hoy, con más confrontación entre Catalunya y el resto de España.
Barcelona'92 ha quedado en la memoria como una cita única, pero Rodés se resiste a calificar aquel verano como irrepetible: "Madrid lo puede hacer perfectamente igual de bien que Barcelona", ha confiado, y ha añadido que a España le vendría muy bien en todos los sentidos.
Además, ha pronosticado que Río de Janeiro "vibrará" con sus Juegos de 2016 igual que Barcelona hace 20 años, porque la ciudad tiene ganas y lo necesita, frente a la frialdad con que los londinenses acogieron en un principio la organización del evento deportivo más importante del mundo.