Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Málaga se rinde a las Guerreras en el gran día de Mangué

La selección española de balonmano femenino cerró con abultada victoria (42-11) sobre Bulgaria este sábado la fase de clasificación para el Campeonato de Europa de Austria 2016, una fiesta en Málaga en el último partido oficial para las de Jorge Dueñas antes de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
Con la celebración del gol 1.000 de Marta Mangué, las guerreras disfrutaron de una sólida victoria en la que no dieron opción a una floja selección búlgara, con cero puntos. España, que estaba ya clasificada para la cita que se disputará en el mes de diciembre tras ganar el miércoles a Austria, aprovechó el encuentro como preparación para la cita olímpica.
"Era un partido en el que debíamos mantener la intensidad para evitar contratiempos", explicó Jorge Dueñas. Y es que Bulgaria, que llegaba a Málaga con tan solo 11 jugadoras, evidenció ser un equipo en formación, lejos del nivel de la bronce olímpica en los pasados Juegos de Londres.
Con todo decidido, la segunda parte sirvió para que Dueñas hiciera probaturas en defensa, incorporando a Ana Martínez en el avanzado, "lo que nos muchas alternativas, ya que ha demostrando un gran nivel pudiendo defender en varios puestos", así como en ataque, haciendo que Judith Sans, que estrenaba su casillero con las guerreras, jugara en el pivote.
España se gustó en el tramo final, con Carmen Martín y Mangué. "No hemos tenido suerte en la esas acciones finales. He sentido el cariño del público y las compañeras, teniendo el bello de punta cuando la grada se ha puesto en pie para felicitarme por el gol 1.000, algo que me llena de ilusión, como un aliciente más para todo lo que está por venir", explicó Mangué.