Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miguel Carballeda: "La decisión del COI estaba en gran parte precocinada"

El presidente del Comité Paraolímpico Español (CPE), Miguel Carballeda, afirmó este lunes que la decisión de elegir a Tokio como sede de los Juegos Olímpicos de 2020 y eliminar a Madrid en la primera votación "estaba en gran parte precocinada".
"Hay un 33 por ciento más de carga, de presentación, había más ilusión. Creo que es injusto que un país se prepare y sobre todo en los momentos en los que estamos viviendo porque todo cuesta mucho, donde se desarrolla una candidatura, que sinceramente creo que es mejor que las otras dos que se han presentado y sobre todo porque es real, donde el 80 por ciento está ahí, se ha podido ver, se ha podido comprobar, tiene un impacto importante. En las demás hay una parte de teoría en la que está todo pendiente. Creo que estaba gran parte precocinado", confesó Carballeda en una entrevista concedida al programa 'Las Mañanas de RNE'.
También desveló la incertidumbre que existe alrededor de los Juegos Olímpicos que se disputarán en Brasil. "En Buenos Aires se hablaba mucho de la preocupación que hay por los Juegos de Rio, de las deficiencias y de que las cosas no van adecuadamente", dijo.
El presidente del CPE se mostró rotundo a la hora de contestar a si España podrá ser olímpica a medio plazo. "España no ha tenido los Juegos y posiblemente no los tendrá nunca. Barcelona tuvo unos Juegos en el 92 porque el COI tenía un presidente que se llamaba Juan Antonio Samarach que se empeñó en tener unos Juegos en Barcelona y lo consiguió, pero creo que hoy en día es muy difícil que España pueda tener unos tal y como está el planteamiento a nivel internacional organizado, toda una serie de intereses", recalco.
"No olvidemos que ha coincidido en Buenos Aires la elección del nuevo presidente del COI y yo supongo que eso conlleva una serie de negociaciones donde se cambian juegos por votos para la presidencia", aclaró el dirigente.
Además, no ocultó su incomprensión ante la decisión eliminar a Madrid en la primera votación. "Hay países a los que todavía les queda el cien por cien del negocio por hacer, a lo mejor por eso tienen más interés, no lo sé, creo que hay toda una serie de razones que habrá que analizar, pero hemos empatado con Estambul con muy poquitos votos. Es la ocasión en la que menos votos hemos sacado, pues parece que había una intención clara de que los Juegos tenían que hacerse en una gran ciudad", señaló, dejando claro que la evaluación no se ha visto "reflejada" en la votación final.
DIRÍA QUE "NO" A 2024.
Sobre la posibilidad de presentarse a unos próximos Juegos Olímpicos para 2024, Carballeda no se lo plantea. "A mí no me corresponde y lo tendrán que analizar desde el Comité Olímpico Española y el Ayuntamiento de Madrid y en todo caso, con lo que se decida yo estaré ahí, pero si tuviera que votar diría que no", sentenció.
El presidente del CPE es más positivo con la posibilidad de que Barcelona sea sede de los Juegos Olímpicos de Invierno en 2022. "Creo que hay una diferencia con los Juegos Olímpicos, estamos hablando de cosas diferentes y posiblemente ahí sí pudiera haber alguna posibilidad", recalcó el mandatario.
Miguel Carballeda aseguró que los Juegos hubieran supuesto un salto económico y deportivo para España. "Los deportistas de modalidades minoritarias tenían muchísimas esperanzas porque automáticamente se pone en marcha un programa especial del país que organiza los Juegos, como ocurrió en Barcelona, donde tuvimos grandes éxitos deportivos y ahora estamos viviendo todo un proceso de recortes en las federaciones que limita mucho el desarrollo deportivo y a nivel paralímpico muchísimo más. Es muy difícil ayudar a las personas discapacitadas que hacen deporte y si lo hacemos es gracias a las empresas del plan ADOP que no se han ido", agradeció.
"En el futuro no, pero la posibilidad de remontar la situación que tenemos ahora quizá sí cueste mucho y quizá se queden muchas cosas en el camino. El problema no lo tiene Nadal ni la selección española (de fútbol), lo tienen muchos deportes minoritarios, mucha cantera que tienen que venir a renovar a Nadal o a los campeones de fútbol", concluyó.