Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mínguez: "La Vuelta es la mejor preparación posible para el Mundial"

El seleccionador español de ciclismo y asesor deportivo de los Campeonatos del Mundo de Ponferrada 2014, Javier Mínguez, ha asegurado que la Vuelta a España es "la mejor preparación posible" para la cita mundialista, además de alabar su recorrido "duro y espectacular".
"Las etapas de la Vuelta no tienen la distancia del Mundial -la más larga es la que finalizará en Albacete, con 207,4 kilómetros-, pero pese a eso es la mejor preparación posible siempre que se salga de ella con salud", declaró.
Además, reconoció que le gusta "mucho el recorrido". "Siendo duro y espectacular, no es tan agresivo en la primera semana como el de 2013. Sobre todo los que han hecho el Tour, necesitan entrar en carrera de manera gradual", añadió.
"La Vuelta finalizará en Santiago el 14 de septiembre. Dos semanas después se disputará el Mundial de fondo de profesionales. Es tiempo más que suficiente para recuperarse e, incluso, para hacer algún entrenamiento de fondo", explicó.
A Mínguez, sin embargo, le preocupa una cosa. "Lo ideal, pensando en el Mundial, es afrontar la Vuelta como preparación. Es lo que hacía Bettini y, por ejemplo, lo que hizo Gilbert en 2012, porque sólo apretó para probarse dos o tres días. Los españoles, sin embargo, corren en casa y están obligados a dejarse la piel", dijo el técnico español.
"El circuito de Ponferrada es duro, pero no selectivo. Pero entre las subidas y los descensos, apenas habrá tiempo para recuperarse y organizarse. No será fácil hacer labor de equipo, luego me da la sensación de que va a ser un recorrido y un Mundial muy propicio para las escapadas", advirtió.
El hecho de que la Vuelta a España no acabe este año en Madrid, sino en Santiago de Compostela, también favorece al Mundial de Ponferrada. "La proximidad supone una gran comodidad para los equipos, porque se podrán quedar por la zona con los autobuses y camiones sin necesidad de recorrerse, como otras veces, media Europa en pocos días", concluyó.