Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mireia Belmonte gana la plata en 400 estilos y se cuelga su tercera medalla en Budapest

La nadadora española Mireia Belmonte ha ganado este domingo la medalla de plata en la prueba de 400 estilos del Mundial de Budapest, su tercera medalla en el campeonato después de haber ganado el oro en 200 mariposa y la plata en 1.500 libres.
En su última prueba en este Mundial, Belmonte no decepcionó y peleó hasta finalizar segunda por detrás de la húngara Katinka Hosszú, que regaló otra exhibición a su afición local y fue inalcanzable para el resto de aspirantes marcando 4:29.33.
Con la ganadora escapada prácticamente desde el inicio de la prueba, la emoción estuvo en la pelea por los otros dos metales y la badalonesa logró hacerse con la plata con un tiempo de 4:32.17 para superar a la canadiense Sydney Pickrem (4:32.88), bronce, y a la japonesa Yui Ohashi (4:34.50), que se hundió al final y se quedó sin subir al podio.
Segunda después del primer parcial de mariposa, Belmonte logró mantener el tipo en la espalda y la braza antes de superar a sus rivales en el último parcial de estilo libre, volviendo a demostrar su capacidad para rendir al máximo en la parte final de las pruebas.
Igual que ocurrió hace cuatro años en el Mundial de Barcelona, la catalana cierra su participación con un total de tres medallas, aunque esta vez sí ha logrado el ansiado oro, el único reto que le quedaba, ya que en 2013 se colgó dos platas y un bronce.
Además, España clausura este Mundial de Budapest con un botín de seis medallas: las tres de Belmonte y otras tres platas, dos de Ona Carbonell en natación sincronizada y una de la selección femenina de waterpolo.