Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mola: "Éste ha sido el mejor año de mi vida"

El triatleta Mario Mola (Spiuk) ha afirmado que el de 2013 ha sido sin duda "el mejor año" de su carrera profesional, después de haber dado un salto de calidad en sus resultados y acabar tercero tanto en las Series Mundiales y como en el Campeonato de Europa.
Mario Mola, que cambió su lugar de residencia a Florida para entrenarse en la primera fase de la temporada, dijo que el triunfo en la Copa Continental de Clermont en marzo ya reflejó que "las cosas iban por el buen camino".
"No hay duda de que ha sido éste el mejor año deportivo de mi vida. Fue la primera de las Series Mundiales del año, en Auckland, la que provocó un cambio en mi mentalidad; a la hora de afrontar este tipo de carreras. Tras un pinchazo en bicicleta fui capaz de volver a meterme en carrera y acabar segundo, consiguiendo mi primer podio", recordó.
Tras ese resultado, los buenos resultados fueron llegando: quinto en San Diego, cuarto en Madrid y tercero en el Campeonato de Europa, donde mostró uno de sus puntos fuertes, la carrera a pie.
En la segunda parte de la temporada, instalado en Banyoles, la afrontaba con el objetivo de equilibrar entrenamiento y descanso. Fue segundo en la prueba de las Series Mundiales en Kitzbühel y quinto en Hamburgo.
"Días antes de la celebración de la penúltima de las Series Mundiales, en Estocolmo, tuve unas molestias en el pie que me hicieron ser prudente y dejarla de lado. A esas alturas de la temporada, cualquier viaje o trastorno que sea evitable bien lo agradece el cuerpo", explicó.
En Londres, escenario de la final de las Series Mundiales, era cuarto, tan sólo por detrás de Javier Gómez Noya y los hermanos británicos Alistair y Jonathan Brownlee.
"Se habían mostrado casi intratables durante todo el año. Pensar en bajarlos de allí, especialmente en la clasificación general del Mundial, no era misión imposible, pero si un hecho poco probable. El frío era intenso y no tenía claro cómo respondería mi cuerpo en esas condiciones. Pero si algo tiene el triatlón y por alguna razón nos engancha a todos es por ser impredecible. Y la situación que nadie podía imaginar sucedió. Alistair no tuvo su día y mucho hizo acabando la prueba. Yo corrí cerca de mi mejor nivel y acabé tercero, escalando también un puesto en el Mundial. Increíble", comentó.
La temporada la culminó con el debut en una prueba 'no-drafting' en Pekín sobre distancia olímpica. "No tuve mi mejor día, pero otra experiencia al bolsillo que agradezco. Como a todos los que han estado a mi lado este año y al apoyo de patrocinadores e incansables amigos que habéis dedicado vuestro tiempo en escribirme y hacerme sentir más afortunado todavía", agradeció.