Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Múnich apuesta por los Juegos de 2022 que quiere Barcelona

La Confederación de Deportes Olímpicos Alemana (DOSB) ha anunciado este lunes que la ciudad de Múnich apostará por ser sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, los mismos a los que aspira la ciudad de Barcelona y el Pirineo catalán, aunque todavía debe aprobarse esta decisión y apuesta en un referéndum.
Múnich, que como Barcelona ya ha albergado unos Juegos Olímpicos de verano en 1972, veinte años antes que la capital catalana, hará una clara apuesta por volver a ser olímpica y albergar esta vez una cita invernal, como ha anunciado el DOSB.
Tras el intento fallido de ser la sede de los Juegos de Invierno de 2018, que han recaído en la ciudad surcoreana de Pyeongchang, la capital bávara realizará un referéndum el 10 de noviembre como paso previo al anuncio formal de la candidatura ante el Comité Olímpico Internacional (COI) el 14 del mismo mes, cuando finaliza el plazo.
En caso de ser elegida, en una decisión que se tomará en 2015, Múnich sería la primera ciudad en lograr ser sede de los Juegos Olímpicos de verano e invierno, algo que también lograría Barcelona, que espera también a una consulta popular entre sus ciudadanos antes de dar el paso previo definitivo.
Según el comité alemán, esta vez se harán referéndums tanto en Múnich como en Garmisch-Partenkirchen, lugar donde hubo una mayor oposición en anteriores candidaturas tanto por parte de sus habitantes como organizaciones no gubernamentales y algún partido político. De momento la única candidata para 2022 es Almaty, en Kazakstán.