Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'Oracle' culmina el milagro y se lleva la 34 Copa América

El 'Oracle Team USA' culminó este miércoles el milagro y conquistó la 34 edición de la Copa América tras batir al 'Emirates Team New Zealand, cuyo sueño se convirtió finalmente en pesadilla tras perder un 'match' más, el undécimo y octavo consecutivo.
Después de dos semanas de dura competición, el guión de este apasionante capítulo final tuvo un desenlace épico a favor del 'Defender', que brindará con la 'Jarra de las Cien Guineas' después de protagonizar una de las remontadas más bellas de la historia del deporte.
Ni la penalización del Jurado Internacional de partir con un -2 en el marcador ni el apabullante dominio del 'Challenger' que se puso con un demoledor 8-1, pudo con la moral de los de James Spithill que a partir de ahí fueron los grandes dominadores y culminaron en el encuentro definitivo la defensa de la victoria de 2010.
La bahía de San Francisco se prestaba para el duelo final y se esperaba que los 'kiwis' reaccionasen a lo sucedido en los últimos días y fueran capaces de recuperar las sensaciones de la primera semana. Así fue, con una buena salida, que les permitió coger una ventaja, pero no demasiada, lo que auguraba una bonita batalla.
Pero no lo fue. En cuanto el catamarán estadounidense se hizo con el mando del 'match', la diferencia volvió a ser abismal entre ambas embarcaciones y concluyó con 44 segundos. El 'Oracle' fue imparable y cerró su espectacular remontada ante la desolación de Dean Barker y compañía.
De esta forma, el barco del multimillonario Larry Ellison retiene la Copa América después de certificar una remontada que ya se califica como "histórica". "Todavía podemos ganar la Copa", dijo James Spithill, patrón de la embarcación estadounidense, cuando el marcador regflejaba un autoritario 8-1 para los 'kiwis'.