Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pereiro, sobre Armstrong: "Me parece patético lo que está pasando, hace dudar del sistema antidopaje"

El español Óscar Pereiro, vencedor del Tour de Francia 2006, ha asegurado que le parece "patético" el hecho de que puedan despojar al estadounidense Lance Armstrong de sus siete Tours de Francia, después de que el tejano haya renunciado recurrir las acusaciones de dopaje por parte de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA), y ha manifestado estar "convencido" de que los corredores que declararon contra Armstrong lo hicieron "con la condición de no ser sancionados".
"Me parece patético todo lo que está pasando, esto hace dudar a todos del sistema antidopaje, todo ello con el gran presupuesto que tienen. Lo que tendrían que hacer es irse todos a su casa", aseguró el ciclista gallego en declaraciones a Europa Press.
Pereiro asegura, además, que desconfía de que el proceso haya sido del todo limpio, y que los hombres que han acusado al estadounidense podrían haberlo hecho por intereses propios. "Estoy convencido que los corredores que declararon contra Armstrong lo hicieron con la condición de no ser sancionados y que no les retuvieran el dinero ganado. ¿Es normal?", se cuestionó.
Por último, el corredor de Mos puso un ejemplo clarificador de la arbitrariedad con la que actúan los organismos responsables del control antidopaje. "Hay un dato llamativo: a Bjarne Riis, actual manager de Alberto Contador, que admitió doparse, no le pasó nada, y sigue como ganador del Tour del 96", finalizó.
Óscar Pereiro se adjudicó el Tour de Francia 2006 después de que se confirmara el positivo por testosterona del primer clasificado, el estadounidense Floyd Landis. Sin embargo, el gallego no pudo vestir el maillot amarillo hasta septiembre de 2007, cuando el tribunal de arbitraje de la USADA declaró culpable a Landis.