Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Perfil) Gebrselassie, la perpetua sonrisa del fondo

El atleta etíope Haile Gebrselassie, nacido en Arsi (Etiopía) el 18 de abril de 1973, Premio Príncipe de Asturias de los Deportes de 2011, plusmarquista mundial de maratón, es especialista en carreras de fondo, quien, famoso por su sonrisa perpetua y los logros en su haber, se ha convertido en uno de los símbolos del deporte en general y del atletismo en particular.
El etíope, embajador de Buena Voluntad de UNICEF y conocido por su faceta comprometida con diversas obras sociales, ha competido con éxito en distancias que van desde los 3.000 metros hasta el maratón, en una carrera que comenzó con la adjudicación del mundial júnior de 1992 y cuyos momentos álgidos han sido sus cuatro oros mundiales y dos olímpicos en los 10.000 metros.
Hijo de un granjero y con nueve hermanos, en 1992 se proclamó campeón del mundo júnior en 5.000 y 10.000. Fue en 1993 cuando consiguió sus primeros éxitos en categoría absoluta, con el título de 10.000 y el subcampeonato de 5.000. A partir de este año y en los siguientes tres mundiales, el oro en la distancia de los 10 kilómetros siempre tuvo el mismo apellido, Gebrselassie.
La superioridad del etíope en la disciplina no se limitó solo a los mundiales, sino que se trasladó también a la competición olímpica. Tanto en Atlanta'96 como en Sydney 2000, el corredor se hizo de nuevo con la presea más preciada, culminando una época de dominio absoluto en su distancia favorita, los 10.000 metros.
PASO AL MARATÓN
Tras quedar segundo en el campeonato del mundo de París 2003, por detrás de Bekele, el atleta etíope comenzó a prepararse para la distancia más larga, el maratón. Después de operarse de una lesión en el tendón de Aquiles, Gebrselassie comenzó a correr maratones y medios maratones, estableciendo en 2005 la mejor marca mundial del año (2:06:20) en el maratón de Ámsterdam.
Asimismo, en Phoenix (Estados Unidos) batió la plusmarca mundial del medio maratón con un tiempo de 58 minutos y 55 segundos, logrando también de camino la plusmarca mundial de 20 kilómetros en carretera con una marca de 55 minutos y 48 segundos. Además, el atleta etíope es es el actual plusmarquista mundial del maratón con un tiempo de 2 horas, 3 minutos y 58 segundos, logrado el 28 de septiembre de 2008 en Berlín (Alemania), con 35 años.
Fue el 7 de noviembre de 2010 cuando parecía que la excelsa carrera de Gebreselassie iba a llegar a su fin. Tras retirarse en el kilómetro 25 de la Maratón de Nueva York, el atleta anunció su retirada del atletismo. Sin embargo, 8 días más tarde se desdijo y decidió continuar como profesional. Probablemente, el final de su carrera llegue cuando concluya su participación en los Juegos Olímpicos de Londres, en el verano de 2012.