Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Phelps no puede con Lochte en su retorno oficial

El nadador estadounidense Michael Phelps demostró estar en un óptimo estado de forma pese a ser derrotado por su compatriota Ryan Lochte en los 100 metros mariposa del Arena Gran Prix, que se está disputando en la localidad de Mesa (Estados Unidos) y que es la primera prueba oficial del de Baltimore desde los Juegos Olímpicos de Londres.
Después de confirmarse a principios de este mes que el deportista olímpico más laureado con 22 preseas, 18 de ellas de oro, volvería a competir, el americano mostró un nivel mejor de lo esperado, aunque no le bastó para derrotar a Lochte.
De todos modos, Phelps, por encima de su peso, demostró no estar todavía algo fuera de competición, sobre todo en la salida, donde fue el peor de los finalistas, y en el giro, que tampoco realizó del mejor modo. Pese a esto, remontó y pudo inquietar a Lochte, que ganó con un tiempo de 51.93, por los 52.13 de su compatriota.
"Nunca me gusta perder, pero hice lo que quería hacer. Aparte de que fue, literalmente el peor giro de mi carrera, creo que lo hice bastante bien. Fue divertido", apuntó Phelps, de 28 años, tras la prueba, y que necesita marcar tiempos para clasificarse para los Campeonatos Nacionales, algo que no le sucedía desde que tenía 13 años.
Por su parte, su técnico, Bob Bowman, también mostró su satisfacción. "Podría decir que cuando entró y vi su calentamiento que iba a ir bien. Estoy contento de verle nadar y ver que ya ha logrado un billete. Se ha clasificado para los Nacionales, y tiene una oportunidad si quiere de aprovecharlo", afirmó.
Lochte se sintió feliz por el retorno de la estrella. "Probablemente no habría hecho ese tiempo si Phelps no hubiese estado en la piscina conmigo. Estoy feliz por su regreso. Él y yo, nos presionamos uno al otro todo el tiempo. Nadar contra él es mucho más divertido, es un reto que me encanta y ahora ha regresado, tengo mi vieja gran sonrisa", confesó.