Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) La lluvia, el viento y Tiger Woods sirven la emoción en el último 'grande'

El Ocean Course de Kiawah Island, Carolina del Sur (Estados Unidos), acoge desde este jueves y hasta el domingo la 94 edición del Campeonato de la PGA, con los mejores golfistas del mundo ansiosos de hacerse con el último y cuarto 'grande' de la temporada, en medio de previsiones meteorológicas que anuncian 'emoción' y con importantes puntos para estar en la Ryder Cup de septiembre en juego.
El Masters fue para Bubba Watson, el US Open se lo llevó Webb Simpson y el Abierto Británico se lo adjudicó Ernie Els. Ahora, el último 'major' busca dueño entre un gran elenco de candidatos encabezados por el norteamericano Tiger Woods. La sed de alcanzar su decimoquinto 'grand slam' competirá, entre otros, con la ambición del número uno del mundo, Luke Donald, que busca su primero.
Y es que el 'Tigre', de nuevo en escena tras una gran temporada que le ha catapultado al número dos del mundo, quiere completar su escalada con un título 'grande' que se le resiste desde 2008 (US Open), y que adorne de la mejor forma sus victorias esta temporada en el 'Palmer Invitational', en el 'Memorial' y el 'National'.
El californiano disputará las dos primeras jornadas precisamente junto a los dos últimos ganadores del PGA, el alemán Martin Kaymer (2010), venido muy a menos desde entonces, y el norteamericano Keegan Bradley (2011). El compatriota de Woods llega a la defensa del Campeonato de la PGA tras adjudicarse la pasada semana el prestigioso Bridgestone Invitational, con lo que sin duda buscará la heroica.
Sin embargo, los 16 distintos triunfadores de los últimos tantos títulos de 'grand slam' disputados hacen prever de nuevo una batalla difícil de pronosticar. Por si fuera poco, al complicado recorrido norteamericano se le añade las predicciones poco halagüeñas en materia de viento y lluvia, lo cual complican aun más un campo cercano al océano atlántico calificado por todos los participantes como realmente duro.
Así las cosas, el inglés Luke Donald, que un año después sigue como número uno del mundo, su compatriota Lee Westwood, que tampoco conoce triunfar en un 'grande' y el norirlandés Roy McIlroy tratarán de alcanzar (o recuperar) su máximo nivel para intentar el asalto al título en Kiawah Island. También, los ya triunfadores este año, Webb Simpson ó Bubba Watson querrán repetir machada y sumar de nuevo.
LAS BAZAS ESPAÑOLAS: SERGIO GARCÍA Y CABRERA-BELLO.
Entre este festival de alto nivel, las esperanzas españolas cuentan con siete bazas como son Sergio García, Álvaro Quirós, Gonzalo Fernández-Castaño, Rafael Cabrera-Bello, Pablo Larrazábal, Miguel Ángel Jiménez y José María Olazábal, capitán europeo de la Ryder. El golfista de Borriol llega de nuevo como el mejor posicionado para intentar el milagro.
En la pasada edición, Sergio García se quedó a las puertas del 'Top 10' en una gran y regular actuación. Ahora, el castellonense no las tiene todas consigo, contrariado por el rendimiento de su juego. Por el contrario, Rafael Cabrera-Bello llega en un gran momento de forma. El canario ha hecho méritos para estar en la Ryder y querrá seguir haciéndolos.
Para el equipo yanqui los puntos para la Ryder son más valiosos que para los europeos ya que, tras el último 'grande', aun quedarán citas de relevancia como son la escocesa en Gleneagles, la escala del Circuito Europeo en Suiza y Holanda, y por último el Abierto italiano. Por otro lado, el 'Pisha' Jiménez disfrutará seguro en Carolina del Sur y hará disfrutar, y Álvaro Quirós tratará de reencontrarse en el mejor escenario posible.