Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roma (Mini): "Espero ser el piloto número uno de Mini en el próximo Dakar"

El piloto de rally y vigente campeón del Rally Dakar en coches, Joan 'Nani' Roma, ha confesado que espera ser el número uno de Mini en la próxima edición de la carrera por Sudamérica, en su pelea por revalidar su título en 2015, al tiempo que ha asegurado que la renovación con el equipo está avanzada.
"Seguramente, sí, aunque no me importa mucho llevar el 1 o el 2. Al final, los galones o los números te los debes ganar con resultados. Espero poderme ganar ese nº 1 porque soy mejor que los demás. Lo que es incuestionable es que llevaré el 300 en el Dakar 2015, pero lo que realmente me preocupa es mejorar para ser más competitivo", indicó en una entrevista facilitada por su equipo.
Por otro lado, el piloto de Mini y KH-7 confesó que la renovación con ambos está avanzada, por lo que se quedará con ellos. "Estamos hablando y creo que al final nos quedaremos. Estoy muy contento con MINI y con KH-7 y espero que sigamos juntos durante muchos años", apuntó.
En cuanto a su victoria en el Dakar, la cual sumó a su conquista en motos, el piloto catalán se mostró con los pies en el suelo. "No tengo sensación de haber logrado algo histórico, sinceramente. Yo he intentado hacer mi trabajo lo mejor posible, pero es cierto que he hecho realidad el sueño de ganar un Dakar en coches, 10 años después de hacerlo en moto. Supongo que con la perspectiva del tiempo lo veré de forma distinta. Ahora sólo pienso en el Dakar 2015, en mejorar los pequeños errores que hemos cometido a pesar de haber ganado. Sé que podíamos haber sido aún mejores", indicó.
"Este Dakar ha sido el más difícil de los que hemos hecho en Sudamérica, pero eso te satisface todavía más. Ha sido una carrera compleja de gestionar. Además de correr, hemos debido gestionar una presión extra. Pero estoy súper contento del resultado final", añadió.
Esa presión se vio incrementada además por las declaraciones de su compañero Stéphane Peterhansel. "No quiero darle más importancia de la que realmente tiene. El jefe nos aconsejó bajar el ritmo a tres días del final y Peterhansel consideró oportuno contarlo. Nadie bajó el ritmo hasta que él pincho dos veces y Al-Attiyah casi arrancó una rueda. Aquella etapa, los primeros 200 kilómetros de los 600 fuimos a fondo. Yo no entendía nada, pero es lo que había", explicó.
"A él le gustó contarlo para meter una presión extra, a ver si yo caída en el juego, pero fuimos muy buenos y brillantes en esto. Lo que cuenta es que he ganado dos etapas y durante ocho días he liderado de una carrera muy dura. Estoy muy contento de cómo ha funcionado el Mini y por todo. Lo demás son historias que dentro de un tiempo nadie va a recordar", añadió.
Por otro lado, Roma insistió en que ahora el reto no es otro que "revalidar título". "Revalidar el título el año que viene, lo que no será nada fácil. Ganar un Dakar es muy difícil, aunque haya quien lo ha conseguido once veces, pero lo intentaremos. Allí estaremos", aseguró.
Además, el de Folgueroles valoró el doblete español en el Dakar, con el triunfo de su compatriota Marc Coma en motos. "Es un reflejo de la situación actual del deporte en este país. Ha habido un gran trabajo de base durante muchos años, con un patrocinio que ha ayudado mucho al deporte en general. No sé si en el futuro esto va a seguir así, porque el parón económico puede afectar y, de hecho, yo que voy a menudo al CAR de Sant Cugat, me doy cuenta de la dificultad que tienen muchos atletas parar tirar adelante. No sé si en el futuro seguirá igual el deporte español, porque si miras atrás ves poca gente subiendo. En cualquier caso, este resultado es espectacular y no es trabajo de un día, sino de muchos años", finalizó.