Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sergio García: "Poder charlar y escuchar a 'Seve' fue un regalo del cielo"

El golfista español Sergio García confiesa el "regalo del cielo" que tuvo por poder compartir tiempo de su vida con el fallecido Severiano Ballesteros, una persona que le "influyó poderosamente" en una carrera en la que aún no ha renunciado a ganar un 'major' porque tiene "el juego y las cualidades necesarias" para hacerlo.
"La sangre española corría por nuestras venas. (A 'Seve') Le encantaba mostrar sus emociones en el campo y era muy carismático, dentro y fuera del campo. Eso me influyó poderosamente" y estoy un poco en su camino", señala García en un extracto de la entrevista a 'Journal de Golf' que saldrá en su número de noviembre este viernes y que recoge Europa Press.
El castellonense cree que compartía con el de Pedreña el ser "jugadores de sensaciones" y celebra haber tenido la oportunidad de conocer a su "ídolo". "Haber pasado un tiempo con él, hablar con él, escucharle, fue verdaderamente un regalo del cielo", añade.
Respecto a si ganará alguno de los cuatro 'grandes', el de Borriol es optimista. "No lo espero, lo siento, tengo el juego y la cualidades necesarias para ganar un 'major'. Ya he estado cerca y voy a tener todavía muchas oportunidades. ¿Por qué? Solamente porque soy capaz. Esa pila debe hacer 'click' en uno de los cuatro y una vez que haya ganado el primero, todo será más sencillo", afirma.
En este sentido, considera que "es difícil de decir" si todo hubiera cambiado de haber ganado el Campeonato de la PGA de 1999, donde se quedó a un golpe de Tiger Woods. "Una victoria en un 'major' quizás me habría llevado a una carrera más brillante o bien al fracaso, nada llega sin razón. Intento aprovechar las cosas que me vienen, que me hacen mejor", comenta.
"Ciertos jugadores esperan más que otros para ganar, sea un torneo clásico o un 'major'. Sólo hay una cosa que se puede hacer, dar lo mejor de uno mismo y ganar todos los trofeos que se puedan", añade al respecto.
De aquel torneo, todo el mundo le recuerda su golpe de genio debajo de un árbol del recorrido de Medinah. "Jugaría el mismo golpe, lo sentía posible. En aquel momento, quería presionar a Tiger, ganarle. Hoy cambiaría una cosa, intentaría un 'driver' un poco menos derecho, en el centro del 'fairway'", advierte.
García sabía que a la hora de ejecutarle se podía "lesionar". "Pero en ese tipo de situación, todo es cuestión de 'feeeling'. Me veía capaz, había un riesgo de lesión o de dar a los árboles, pero las opciones de dar el golpe eran reales, hacía falta tomar el riesgo", asegura.
"Sin duda, hay diferencias. Tengo el entusiasmo y la energía y la esencia de mi persona no ha cambiado, pero mis preocupaciones y mis objetivos son diferentes en relación a mis principios", concluyó.