Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TAD seguirá recopilando información antes de decidir si abre expediente a Villar y Sáez

El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) ha decidido comenzar "un proceso de información reservada" para estudiar una posible apertura de expedientes a los presidentes de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, y de la Federación Española de Baloncesto (FEB), José Luis Sáez.
El organismo se ha acogido al artículo 38.2 del Reglamento de Disciplina Deportiva, que recoge la posibilidad de recopilar "información reservada" sin un plazo establecido, por lo que el proceso se demora sin fecha definida, según informaron fuentes del Consejo Superior de Deportes a Europa Press.
En concreto, el citado epígrafe dentro del artículo 38, dedicado a la 'Iniciación del procedimiento', establece que "el órgano competente para incoar el expediente podrá acordar la instrucción de una información reservada antes de dictar la providencia en que se decida la incoación del expediente o, en su caso, el archivo de las actuaciones".
El pasado 11 de febrero, el CSD solicitó al TAD la apertura de sendos expedientes disciplinarios a Villar y Sáez, después de que ambas federaciones se encontraran bajo la investigación del CSD por posibles irregularidades.
En el caso de la de fútbol, el pasado 3 de febrero dos funcionarios recogieron en la Ciudad del Fútbol de las Rozas la documentación contable sobre el 'caso Recreativo', la cual, después de su análisis, llevó a la denuncia ante el TAD.
En cuanto a la FEB, el CSD denunció una posible "utilización incorrecta de los fondos federativos. "Además, el CSD ha remitido al TAD el caso de la FEB tras la revisión de las alegaciones que sus dirigentes presentaron como respuesta a la denuncia interpuesta por el presidente de la Federación Catalana de Baloncesto el pasado 27 de noviembre", apuntó el organismo hace tres semanas.