Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TAS despoja a Rusia de diez medallas olímpicas y mundiales

El Tribunal de Arbitraje Deportivo ha aceptado el recurso que interpuso la IAAF contra la Agencia Rusa Antidopaje (RUSADA) y ha anulado un total de diez medallas olímpicas y mundiales conquistadas por un total de seis atletas rusos entre 2009 y 2012.
El Tribunal de Arbitraje Deportivo ha aceptado el recurso que interpuso la IAAF contra la Agencia Rusa Antidopaje (RUSADA) y ha
anulado un total de diez medallas olímpicas y mundiales conquistadas por un total de seis atletas rusos entre 2009 y 2012.
La IAAF apeló los casos de seis atletas al entender que la RUSADA había sido "selectiva" a la hora de anular sus resultados por irregularidades en sus respectivos pasaportes biológicos y el TAS le ha dado la razón al organismo que rige el atletismo mundial.
La anulación de resultados ha supuesto la pérdida de medallas de
Yuliya Zaripova (oro olímpico y oro mundial en 3.000 obstáculos),
Sergey Kirdyapkin (oro olímpico en 50 kilómetros marcha), Olga Kaniskina (una plata olímpica y dos oros mundiales en 20 kilómetros marcha), Valeriy Borchin (dos oros mundiales en 20 kilómetros), Sergey Bakulin (oro mundial en 50 kilómetros marcha) y Vladimir Kanaikin (plata mundial en 20 kilómetros marcha).
"El TAS es incapaz de formular observaciones sobre las correcciones en las distintas clasificaciones que pueden verse afectados por la presente decisión y la posible reasignación de medallas, títulos o premios o premios, ya que esta es una cuestión que debe dirimir la IAAF", anunció el tribunal. En caso de que hubiera reasignación de medallas, el atletismo español no lograría ninguna presea adicional, vistos los resultados de las competiciones afectadas.
Este duro golpe del TAS al ruso llega dos semanas después de que la IAAF denunciara que que las medidas establecidas por Rusia para erradicar los casos de dopaje entre sus atletas son insuficientes para conseguir su readmisión en los próximos compromisos internacionales, reafirmando que "aún existe un trabajo importante por hacer" y manteniendo la suspensión del equipo ruso para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.