Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Támara Echegoyen: "Cuando hemos empezado a decirnos que podía ser, hemos empezado a llorar y a reír"

El equipo español de Elliott m.6 compuesto por Támara Echegoyen, Sofía Toro Prieto y Ángela Pumariega se ha mostrado muy feliz por conseguir la medalla de oro en su categoría y en palabras de su patrona, "sólo en los últimos metros de la regata" el equipo ha pensado "que sí, que podía ser" y que es entonces cuando han "empezado a llorar y a reír", ya que aunque no se conformaban "con la plata" la gallega nunca ha "pensado que estaba en la final de los Juegos".
"Nunca he pensado que estaba en la final de los Juegos, y eso ha sido claro. Sólo en los últimos metros de la regata ha sido cuando hemos empezado a decirnos que sí, que podía ser, hemos empezado a llorar y a reír. Nuestro regalo ya era ir a los Juegos y nuestro reto simplemente era ir día a día, punto a punto, pero las sensaciones en el agua cada día eran mejores, así que hoy ya no nos conformábamos con la plata", ha declarado.
"Ha sido muy emocionante, sabíamos que las cinco regatas iban a ser muy reñidas porque las australianas son muy buenas. La verdad es que aún no nos lo creemos. Ha sido el premio al esfuerzo, al trabajo y a la ilusión, hemos entrenado todo lo que podíamos", añadió.
Al mismo tiempo, ha asegurado que a pesar de haber estado sometidas a un gran nivel de tensión, las tripulantes han disfrutado de la experiencia olímpica: "No te puedes ir de unos Juegos sin haber disfrutado cada día, y por eso en cada 'match' nos hemos reído, aunque eso no quita que no estuviésemos concentradas".
"Es un sueño, no nos lo creíamos cuando empezamos los Juegos y ahora tampoco. No éramos favoritas y eso nos ha permitido navegar tranquilas y relajadas, regateando día a día. Ha sido uno de los 'matchs' más duros de nuestra vida pero lo hemos disfrutado mucho, y lo hemos puesto emocionante hasta el final teniendo que llegar al quinto enfrentamiento, y con las condiciones en que las australianas van mejor", ha asegurado por su parte Ángela Pumariega.
A lo que ha añadido Sofía Toro: "A partir de allí hemos ido más tranquilas, aunque sabíamos que en la popa son muy rápidas por lo que había que controlarlas, porque además estos vientos fuertes eran sus condiciones".