Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tiger Woods abandona el WGC-Bridgestone Invitational por una lesión en la espalda

El golfista estadounidense Tiger Woods se ha tenido que retirar del WGC-Bridgestone Invitational en el transcurso de la última jornada este domingo aquejado de molestias en la espalda, con lo que saltan las alarmas sobre su estado físico, después que a finales de marzo pasase por quirófano, a cuatro días del último 'major' del año, el Campeonato de la PGA.
El ex número uno del mundo comenzó a dar muestras de dolor después del hoyo siete del Firestone CC de Akron, en Ohio, donde defiende título y el español Sergio García acaricia la victoria después de una semana espectacular. Fue finalmente tras la salida en el hoyo 9 cuando el 'Tigre' decidió que no podía continuar jugando.
Sin embargo, el californiano explicó brevemente tras su retirada que las molestias comenzaron en el segundo hoyo, donde cayó en un 'bunker'. "Ocurrió en el segundo hoyo, cuando di el segundo golpe, me han ido dando espasmos desde entonces. Es un dolor en toda la zona baja de la espalda", indicó el ocho veces ganador del WGC-Bridgestone Invitational.
Visiblemente dolorido, Woods apuntó que es pronto para saber si podrá estar en el Valhalla Golf Club de Louisville para disputar el último 'Grand Slam' de la temporada y poder intentar así buscar acabar con su sequía de 'grandes' y acercarse (14) a los 18 de Jack Nicklaus. "No lo sé, de momento trato de salir de aquí", indicó lesionado.
El 'Tigre' volvió a los campos a finales de junio en el Quicken Loans National después de la operación de espalada a finales de marzo que le obligó a perderse, entre otros torneos, el Masters y el US Open, los dos primeros 'majors' del calendario.
Su ausencia le costó el número uno del mundo y la forma alcanzada en un gran 2013. Después de rodarse en el torneo de su fundación acudió al 'British Open' hace dos semanas, donde evidenció no estar preparado para la alta competición. Ahora, en su tercer torneo tras su regreso, el fantasma de una nueva lesión, en la misma zona que la última, planea sobre la carrera de uno de los mejores golfistas de la historia.