Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UCI asegura que sancionará a los responsables del accidente del Tour de Bélgica si percibe "negligencias"

La Unión Ciclista Internacional (UCI) ha asegurado que revisará las imágenes del accidente que se produjo el sábado en el Tour de Bélgica, en el que dos motos de carrera arrollaron a veinte ciclistas, entre ellos al belga Stig Broeckx (Lotto-Soudal), que se encuentra en coma, y ha afirmado que sancionará a los responsables si se confirma que hubo "negligencia".
"La UCI ha introducido recientemente nuevas reglas que rigen la conducta de cada uno de los coches o motocicleta de control en carrera, y examinaremos si estas normas se respetan en este caso", explica el organismo a través de un comunicado, en que apunta que trabaja mano a mano con la Real Federación de Ciclismo Belga (RLVB).
Estas nuevas reglas, informa, exigen "una vigilancia absoluta por parte de todos los conductores y motoristas, que en todo momento debe dar prioridad a la seguridad de los ciclistas, los espectadores y otros vehículos", que deben además "cumplir todas las direcciones de los comisarios de la carrera".
"Estas reglas están respaldadas por sanciones, que serán aplicadas por la Comisión disciplinaria de la UCI si se descubre que algún conductor está cometiendo alguna negligencia", añade.
Además, asegura que están trabajando en un nuevo conjunto de normas y directrices que regularán la seguridad en carrera, incluyendo "limitación del número de vehículos que estén autorizados en las carreras" y cómo deben estar colocados, o estudiar "el tamaño y la potencia de las motocicletas".
El pasado sábado, durante la disputa de la tercera etapa, dos motos de la carrera arrollaron a veinte ciclistas, con un trágico resultado para el belga Stig Broeckx (Lotto-Soudal), que se encuentra en coma. Los participantes reivindicaron mayor seguridad el domingo retrasando el comienzo de la cuarta etapa.
Por su parte, el presidente de la UCI, Brian Cookson destacó que trabajarán para aumentar la seguridad de los ciclistas. "La seguridad es un tema absolutamente vital para la UCI, hacemos todo lo que está en nuestras manos para proteger a los ciclistas de riesgos innecesarios", indicó.
"Hemos visto demasiados incidentes relacionados con motocicletas, y es por eso que hemos adoptado recientemente nuevas normas claras que rigen cómo deben ser conducidos los vehículos en las carreras. En este momento nuestros pensamientos están con Stig Broeckx, su familia, amigos y compañeros de equipo del Lotto-Soudal", concluyó.