Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vela: "La cagué y asumí las consecuencias como debe ser"

El jugador de la Real Sociedad Carlos Vela ha asegurado este miércoles que ya se disculpó en su momento con sus compañeros y con el club por el acto de indisciplina que cometió al saltarse un entrenamiento por haber estado la madrugada anterior en un concierto en Madrid y ha reconocido que hizo mal y que asumió las consecuencias, si bien ha evitado pedir explícitamente perdón a una afición que le pitó en el primer partido en Anoeta tras lo sucedido.
"Todo el mundo cometemos errores, la mayoría ha faltado alguna vez al trabajo por 'X' razón y no vamos a decir que maté a alguien. Me equivoqué, soy el primer en decir que la cagué y asumí las consecuencias, como debe ser", manifestó en rueda de prensa.
En este sentido, Vela no pidió perdón a la afición, aunque sí señaló estar muy a gusto con ellos y respetar que le pitaran. "La afición demostró en el partido su malestar, lo respeto mucho. Pero ya me disculpé con mis compañeros y el club, no podemos vivir de eso y hay que mirar hacia el futuro. Trabajar y dar la cara en el campo, donde mejor lo puedo hacer", señaló.
Vela acudió al concierto que el cantante Chris Brown ofreció en la Sala Shoko de Madrid en la madrugada del domingo 6 al lunes 7 de marzo, tras empatar en casa ante el Levante (1-1), y se perdió el entrenamiento de ese mismo lunes al no llegar a tiempo a Donostia. Pese a ello finalmente el club optó por no castigarlo con una sanción deportiva al interceder el vestuario.
"Las cosas fueron como fueron, asumí lo que el club y mis compañeros decidieron que pasara. A mis compañeros les veo como amigos, como una familia, por eso he durado tanto aquí. Les quiero mucho a todos y como les quiero creo que han demostrado que ellos también a mí. Estoy muy contento de saber que les tengo siempre a mi lado", asintió.
Además, negó que su mal rendimiento se deba a lo sucedido ni a los rumores sobre su posible marcha del club. "Por los rumores no es, sabemos que siempre se va a hablar. Tengo mucha experiencia a nivel de aguantar que ustedes hagan su trabajo y digan que un día estoy aquí y otro allá. No me afecta, no sabía explicar por qué no he dado el rendimiento que puedo dar. Trabajo para terminar bien, quiero volver a disfrutar y que la gente disfrute conmigo", argumentó.
"El fútbol es de momentos, si se va bien todo el mundo perdona todo y te felicita. Cuando va mal la gente lo empieza a sacar como que por culpa de eso no estoy bien. No he cambiado, y no voy a cambiar por nada. Hay que mejorar a nivel futbolístico y lo demás irá sobre ruedas. Siempre estoy ahí y doy la cara, soy muy sincero y muy claro ante todo. Como acepto que me equivoqué, no pueden decir que no me comprometo con el equipo porque no es verdad", recalcó.
Pero, sobre su posible marcha, dejó todo abierto. "En el momento en que me vaya siempre me voy a llevar a la Real Sociedad, a San Sebastián, a la afición, a ustedes y a todos como un gran recuerdo, unos años increíbles y para mí no cambia nada. Igual me quedo, o no, nunca se sabe. De momento tengo contrato aquí y sigo siendo jugador de la Real. Igual al final de temporada me canso del fútbol y me retiro. Soy así", aseveró.
"No dije que el objetivo era Europa, considero que el tiempo va a poner las cosas en su lugar. Hay un gran equipo y no estamos dando el nivel que deberíamos, yo el primero. Si estuviéramos bien el equipo estaría en mejorar posición y mirando las cosas de otra manera. Solo queda terminar bien, cambiar la dinámica y seguir trabajando", concluyó.