Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Víctor Tomás: "Oportunidades así se presentan pocas veces en la vida"

El jugador de la selección española de balonmano Víctor Tomás reconoció que oportunidades como las que tuvieron el pasado domingo de alzarse campeones de Europa "se presentan pocas veces en la vida", aclarando que en la final del Campeonato de Europa contra Alemania les pudo "las ganas de ser campeones y de entrar en la historia del balonmano español".
"Dimos todo lo que teníamos, pero estuvimos bloqueados mentalmente. Nos pudo esas ganas de ser campeones del Europeo y de entrar en la historia del balonmano español. Oportunidades como esa se presentan pocas veces en la vida y es una pena que no pudiéramos aprovecharla", lamentó, "decepcionado" por la forma en que terminó el torneo a la par que "contento" con el resultado global.
El catalán no quiso menospreciar la medalla de plata conseguida y la dotó de la importancia que merece, pese a no ocultar su desilusión. "A nivel europeo, ser subcampeones es un gran resultado, pero estando en la situación en la que nos encontrábamos todos queríamos un poquito más, en nuestras cabezas y en nuestros corazones esperábamos un oro", esclareció en declaraciones a Europa Press.
"Habrá que remar mucho en el Preolímpico porque ya hemos jugado en el Europeo contra Suecia y Eslovenia. Hemos ganado a Suecia, empatamos con Eslovenia, y hay que intentar ganar los dos partidos. Tener a dos europeos en tu mismo grupo hace que sea todavía más complicado", declaró.
Además, Víctor Tomás se mostró alarmado en relación al devenir del combinado nacional de cara a los próximos campeonatos y las canteras de jugadores venideras. "Esta generación y la generación siguiente todavía puede aguantar con muy buen nivel. Después, me preocupa, porque la salud del balonmano español es la que es, cada vez hay menos dinero, cada vez hay menos base y la verdad es que me preocupa, pero veremos qué pasa", alegó, falto de optimismo.
Para concluir, el extremo se acordó también de la afición española que les siguió y que les mostró su apoyo a través de los desplazamientos y las redes sociales. "Ha sido una pasada cómo nos ha seguido la gente, les estamos muy agradecidos", finalizó.