Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Xabi Fernández: "La primera será una etapa de mucho aprendizaje"

El jefe de guardia del 'MAPFRE', el español Xabi Fernández, ha asegurado que la primera etapa de la Volvo Ocean Race 2014, la vuelta al mundo por etapas, será "de mucho aprendizaje" y servirá para saber "cuánto de iguales son los barcos" que participan en la edición de este año.
"Todo el trabajo duro estará hecho para el comienzo de la regata, es el punto de partida. Otra de las razones es que creo que todo el mundo está deseando ver cuánto de iguales son los barcos. Será una etapa de mucho aprendizaje, especialmente para nosotros que llegamos tarde", señaló en declaraciones facilitadas por su equipo.
El regatista vasco, que afrontará su cuarta Volvo Ocean Race, explicó los cambios que ha notado desde su primera experiencia en la competición. "La primera vez fue más como una aventura y la curva de aprendizaje fue enorme. Todo un mundo nuevo con grandes experiencias cada día. Ahora, al igual que en la pasada edición, todo gira en torno a la competición y a estar lo más preparado posible. El juego cambia y yo lo disfruto mucho más ahora, cuando tienes que estar encima de muchas cosas y con una responsabilidad mucho mayor", indicó.
En vistas al comienzo de la cita, Fernández recordó algunas de sus experiencias más extremas. "En mi primera 'Volvo', vivimos varias en las que pudimos quedarnos sin barco -que finalmente se hundió-. En la edición 2008-2009 tuvimos también un barco muy desafiante que nos puso en momentos muy complicados, como la gran tormenta que nos encontramos camino de China; fue muy duro. En la última edición, rompimos dos timones yendo hacia Lorient ¡y te aseguro que fue bastante extremo!", rememoró.
Por otra parte, valoró la salida desde Alicante. "Al igual que en el resto de salidas en las que he estado, espero un gran apoyo del público y de la comunidad de la vela. La gente que conoce la Volvo Ocean Race sabe que es una regata dura y larga y siempre me he sentido arropado a todos los niveles", expresó.
"Afortunadamente he tenido la oportunidad de navegar en los principales eventos de vela, como son los Juegos Olímpicos, la Volvo Ocean Race, la Barcelona World Race y la Copa América. Pero las dos medallas olímpicas que he ganado con Iker -Martínez- en la clase 49er son hasta el momento mi mayor logro. Fueron años muy buenos y siempre a un nivel súper alto", habló sobre su carrera.
Por último, afirmó que su trabajo "no es fácil" para su familia. "La mayor parte del tiempo estamos navegando y ellos simplemente intentan seguirnos a través de un ordenador. Las paradas están muy lejos de donde vivimos y son muy cortas ahora -en mi primera 'Volvo' duraban de dos a tres semanas y ahora pocas son de más de una semana- así que no pueden viajar y nosotros tampoco podemos ir a casa porque también tenemos que descansar. Y con niños ya, más difícil. La verdad es que la regata pasa volando, especialmente para nosotros que estamos tan liados. Una vez termine, tendremos más tiempo para la familia", concluyó.