Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yolanda Gutiérrez trabajará "duro" para acercarse a la mínima olímpica en la Maratón de Sevilla

La maratoniana Yolanda Gutiérrez se juega este domingo en Sevilla su participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, un "sueño dorado" para la atleta que necesita "trabajar duro" para acercarse a la mínima en este Campeonato de España de Maratón.
"Llego a Sevilla en un buen estado de forma para mejorar mi marca personal en la distancia. Necesito trabajar duro para acercarme a la mínima española que pide bajar de las 2 horas y 33 minutos", aseguró.
Para Yolanda Gutiérrez el campeonato nacional es uno de los que "más nivel" tiene. "Será una carrera bonita. Habrá un grupo importante de chicas que harán un buen papel y tienen posibilidades de hacer la mínima", reconoció.
La gallega, perteneciente al equipo Maeloc, se disputará una de las dos plazas disponibles para que la selección española compita en los Juegos en el Maratón de Sevilla. Lo hará tras haber conseguido ser la primera española en cruzar la meta en el Maratón de Nueva York disputado el pasado mes de noviembre, donde consiguió el puesto 24 en la clasificación general.
"La presión será máxima por tratarse de un año olímpico, esto sólo pasa una vez cada cuatro años. Competir en unas Olimpiadas es el sueño dorado de todo deportista, así que todos van a dar lo mejor de sí mismos. En este contexto, creo que el control de la presión será fundamental", advirtió.
La maratoniana reconoció que esta semana ha estado continuamente revisando su estado de forma y entrenando "para evitar los fuertes impactos", pero asegura que la "valoración" de su primer año dedicada exclusivamente al maratón "es muy positiva" gracias a su equipo Maeloc. "Estoy aprendiendo mucho de otros compañeros con las concentraciones. Es una experiencia que nunca imaginé podría llegar a vivir", sentenció.