Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El austriaco Baumgartner tendrá que esperar hasta octubre para traspasar la barrera del sonido

El austriaco Félix Baumgartner tendrá que posponer su salto con el que pretende ser el primer hombre en atravesar la barrera del sonido, sin ningún tipo de propulsión mecánica, después de que la cápsula presurizada que permite al saltador ascender hasta las puertas del espacio resultase dañada durante el último salto.
Baumgartner tendrá que esperar para escribir su nombre en los libros de la historia, al convertirse en el primer humano que supera la barrera del sonido sin ninguna propulsión mecánica, ya que la cápsula que le eleva hasta el lugar de su salto tendrá que ser reparada.
Después del salto de finales del mes de julio, en el que el austriaco llegó a volar a una velocidad de 864 kilómetros por hora, con el que se convirtió en el segundo salto más alto de la histora, Baumgartner se marcó un nuevo reto que esperaba poder superar durante este mes de agosto, pero finalmente no podrá intentarlo hasta octubre.
El problema está en su cápsula presurizada, que después del último salto y a pesar de que cae desde el espacio con un paracaídas, fue a aterrizar a una zona rocosa por lo que sufrió aparentes daños, y tendrá que ser reparada en California, donde fue creada, para que el aventurero pueda volver a ascender hasta las puertas del espacio.
La nueva cita para el salto está marcada entre las dos primeras semanas de octubre, que además cuenta con un clima idóneo para la épica. "El principio del otoño en Nuevo México es uno de los mejores momentos del año para el despegue de globos estratosféricos", señaló el metereólogo de la misión, Don Day.