Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mundo despide a Muhammad Ali, la "voz" del boxeo y de los desfavorecidos

Las reacciones a la muerte de Muhammad Ali, el mejor boxeador de todos los tiempos fallecido esta madrugada a los 74 años, no han tardado en aparecer y algunas de las personalidades del mundo del pugilismo, así como amigos de la leyenda, han querido dedicarle unas palabras en las que resaltan no sólo su "talento", sino también su "humanidad".
"Muhammad Ali fue una de las mejores personas que he conocido. No tengo ninguna duda de que es una de las mejores personas que han vivido en este tiempo. Calificarlo sólo de boxeador es una injusticia", señaló George Foreman, rival de Ali en la pelea 'Rumble in the Jungle' de 1974.
Bernice King, hija del activista Martin Luther King, quiso también dedicarle unas palabras. "Fuiste un campeón en muchos sentidos. 'Peleaste' bien. Descansa bien", indicó.
"Nunca habrá otro Muhammad Ali. La comunidad negra de todo el mundo, gente negra de todo el mundo, le necesitaba. Él fue nuestra voz. Él es mi voz para estar donde estoy hoy día", apuntó Floyd Mayweather Jr, boxeador invicto retirado el pasado 2015.
Otro gran amigo de Ali como el promotor de boxeo Don King también tuvo unas frases para él. "Es un día triste. Amaba a Muhammad Ali, era mi amigo. Ali nunca morirá. Como Martin Luther King, su alma vivirá, él se levantó por el mundo", indicó.
"Hemos perdido a un gigante hoy. El boxeo se benefició del talento de Muhammad Ali, pero no tanto como el mundo se benefició de su humanidad", comentó el filipino Manny Pacquiao.
La actual candidata a la presidencia de los Estados Unidos Hillary Clinton, junto a su marido, el expresidente Bill Clinton, destacaron la "belleza y elegancia" de Ali, algo que dijeron "nuca más se volverá a ver" sobre un ring. "Desde el día en que consiguió la medalla de oro en 1960, los amantes del boxeo de todo el mundo sabían que estaban contemplando una combinación de belleza y elegancia, velocidad y fuerza que nunca se volverá a ver", señalaron.