Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El espectáculo de la NASCAR, listo para aterrizar en Europa en el circuito de Cheste

La competición automovilística NASCAR, muy popular en los Estados Unidos donde es seguida por más de 125 millones de telespectadores, está preparada para hacer su debut en su modalidad europea en España, en el trazado valenciano de Cheste, el 12 y 13 de abril próximo.
En total, habrá 33 coches en el circuito Ricardo Tormo, que pondrán más de 13.000 caballos mecánicos sobre el asfalto, casi tantos como la propia Fórmula 1, e intentarán hacer revivir a los espectadores uno de los espectáculos automovilísticos de mayor renombre en los Estados Unidos, donde se facturan más de 3.000 millones de dólares, 700 de ellos correspondientes a las ventas de recuerdos y merchandising, según el análisis de 'Oak Power'.
Entre los competidores de la NASCAR Europa se encuentran pilotos españoles de renombre, como Ander Vilariño, dos veces campeón de la especialidad en las últimas temporadas, o el equipo 'Events4you', que disputará está prueba inicial bajo los colores de 'Oak Power' y cuyo director es Marco Spinelli, una auténtica leyenda viva de los circuitos del mundo y rival directo de todos los pilotos españoles internacionales en los años 80 y 90. Sus Chevrolet Camaro serán pilotados por Alessandro Tonoli y Fabrizio Del Monte.
Estas series europeas de la NASCAR europea se estrenarán en el Viejo Continente en suelo español para luego visitar otros trazados emblemático como los de Brands Hatch, en Gran Bretaña, Nurburgring, en Alemania, o Le Mans, en Francia. Las cuatro primeras pruebas de esta división europea, denominada Whelen NASCAR, se disputarán ante el público español durante el fin de semana previo a la Semana Santa.
"Aquellos conductores que habían transportado de 200 a 300 litros de destilados en los maleteros de sus turismos, con suspensiones y motores preparados para escapar de la Policía, fueron los pilares de la competición", recuerda Ángel Marco, socio fundador de 'Oak Power', en relación a que la primera carrera oficial de la NASCAR, en 1948, reunía a los mejores contrabandistas de alcohol tras resolver sus problemas con la ley.
Marco también recalca que "el enorme trabajo mediático realizado por los especialistas involucrados en este Campeonato ha hecho que se muevan cantidades millonarias de dinero y que se consigan máximas audiencias televisivas durante más de cuatro décadas".