Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un viento irregular deja en blanco la cuarta jornada del Campeonato de Europa de clase Finn

Muscat: "Está siendo bastante difícil, luchamos en condiciones complejas
La cuarta jornada del Campeonato de Europa de la clase olímpica Finn, que se está celebrando hasta el próximo sábado en aguas de Barcelona, ha finalizado en blanco al no poder disputarse ninguna manga por la inestabilidad relativa a la intensidad y a la dirección del viento, que provocaron que a pesar de los intentos del Comité de Regatas y tras tres salidas nulas no se pudiera disputar ninguna manga.
Así pues el neozelandés Josh Junior se mantiene en primera posición, seguido a nueve puntos por el húngaro Zsombor Berecz y tercero es el holandés Pieter Jan Postma. El catalán Álex Muscat es el mejor español, siendo 17º en la general, seguido del gaditano Pablo Guitián (35º).
Con un aplazamiento en tierra de casi dos horas, sobre las dos de la tarde se iniciaba el procedimiento para la primera prueba del día -quinta del global-, pero antes de darse la salida ya hubo un role que hizo abortarla.
Se inició un nuevo procedimiento pero nuevamente el viento del suroeste cambió de dirección y se anuló. A partir de ahí hubo una espera de casi una hora más, pero finalmente fue imposible montar el recorrido debido a los roles y se mandó la flota a puerto sin poder celebrar ninguna prueba.
Muscat explicó que la regata está siendo "bastante difícil". "Las condiciones de viento no están siendo las típicas de Barcelona y estamos luchando en condiciones complejas ya que no hay un patrón claro. Al ser mangas tan largas cambia mucho dependiendo del lado del campo de regatas en el que te encuentres. Todo cambia muy rápido, y con tantos barcos no se puede perder ni un metro, sino te pasa factura", señaló el regatista.
Una vez pasado el ecuador del Europeo, comentó que está en la parte media alta de la tabla pero que podría perder "alguna posición" cuando se lleve a cabo el descarte. "Lo hemos analizado con Jordi Blanch, mi entrenador, y de aquí al final del Europeo intentaremos arriesgar en las salidas y apretar para intentar que este descarte no sea muy desfavorable. El resto que tienen un pinchazo ya no pueden tener otro, con lo que yo creo que podré arriesgar más que el resto", apuntó.
El catalán tiene claro que el único objetivo es clasificar al país en Finn para los Juegos Olímpicos de Río de este verano, y a partir de ahí asumir nuevos objetivos. "Este Europeo es un muy buen banco de pruebas de cara a la regata clasificatoria, el Trofeo Princesa Sofía, que es donde nos jugamos la plaza y donde nos encontraremos con varios países que se juegan plaza y que también tienen mucho nivel, y aquí estamos por delante de ellos, con lo que moralmente también es muy bueno para nosotros. El Sofía es regata única para conseguir la plaza y vamos a ir a por todas para conseguirla", manifestó.