Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Un total de 1.128 personas han fallecido en las carreteras españolas en 2013, un 13,3% menos

El balance recoge casi un mes sin víctimas mortales y un descenso de las muertes en todos los grupos de edad, salvo el de 65 a 74 años
Un total de 1.128 personas han fallecido en vías interurbanas españolas durante el año 2013, lo que significa 173 víctimas mortales menos que en 2012 y un descenso del 13,3 por ciento, según el balance provisional a 24 horas avanzado este viernes por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.
Díaz ha calificado esta bajada de "dato incontestable" y ha destacado que se trata de la cifra de mortalidad en vías interurbanas de España "más baja de la historia desde que la DGT contabiliza estos datos". "Vamos en la buena dirección en materia de política de seguridad vial", ha apostillado, tras indicar que en los últimos diez años se ha reducido siempre el nivel de siniestralidad en cada balance.
Además, ha destacado que el nivel de siniestralidad en 2013 mejora los de 1960 en España --primer año en el que existen estadísticas-- con 1.300 fallecidos, teniendo en cuenta que en aquel año había registrados un millón de automóviles y dos millones de conductores, mientras que en 2013, había 31 millones de automóviles y 26 millones de conductores.
Igualmente, ha resaltado que, en 2013, el 80 por ciento de las víctimas mortales se han registrado en vías convencionales, un 16 por ciento en autovías y el 5 por ciento en autopistas. En la misma línea, ha señalado que este año se han producido 994 accidentes frente a los 1.177 de 2012, lo que implica una reducción del 16 por ciento. Además, 5.206 personas han resultado heridas graves, lo que implica un descenso del 16 por ciento.
"Siguen siendo 1.128 poderosísimas razones para seguir trabajando por mejorar nuestra seguridad vial, para pelear por una carretera sin muertos", ha apostillado el ministro, al tiempo que ha destacado que España "acumula una serie histórica de 10 años en los que se han venido reduciendo paulatinamente el nivel de siniestralidad, o dicho en positivo, que ha mejorado su seguridad".
Además, ha indicado que en 2013 ha habido 2.865 muertos menos que en 2003, cuando fallecieron 3.993 personas, lo que supone una reducción acumulada del 72% en los últimos 10 años, descenso que también se produce en los heridos graves, que pasan de los 19.493 en 2003 a los 5.206 en 2013. Este descenso de fallecidos también se refleja en el promedio diario de víctimas mortales, que ha pasado de los 11,6 muertos diarios en carretera en 2000 a los 3,1 fallecidos diarios en 2013, según ha destacado el ministro.
Por otro lado, durante el año pasado se han contabilizado 29 días en que no se ha producido ninguna víctima mortal como consecuencia de los accidentes ocurridos en vías interurbanas. De ellos, 6 días fueron en marzo, 5 en mayo, 4 en diciembre y 3 en los meses de junio y julio. En total, el equivalente a casi un mes sin muertes en carretera. En 2012, fueron 19 los días en que no se registraron muertos, 15 en 2011 y 4 en 2010.
Fernandéz Díaz ha destacado que tanto en Nochevieja como en Año Nuevo y el día 2 de enero no se han producido ninguna muerte, lo que supone un "hito". Previsiblemente, las cifras definitivas con las victimas a 30 días de accidentes ocurridos en vías urbanas e interurbanas estarán disponibles en este mes de abril.
AUMENTA LA MORTALIDAD ENTRE LOS MAYORES DE 65 AÑOS
El ministro ha detallado que el número de fallecidos ha descendido en la mayoría de los grupos de edad, excepto entre los que sitúan entre los 65 a 74 años, en el que han fallecido 10 personas más, lo que supone un incremento del 9% por ciento respecto a 2012.
Por el contrario, los mayores descensos se han producido en el grupo de 35 a 44 años, donde la reducción de víctimas mortales ha sido de un 25% y el grupo de 15 a 24 años, donde el descenso ha sido de un 20%. En cualquier caso, pese a la reducción del número de fallecidos del grupo de 35 a 44 años, esta franja de edad es la que mayor porcentaje de fallecidos aporta sobre el total, con 199 fallecidos (un 18%). Mientras, los menores de 14 años, con 29 fallecidos, han supuesto el 3% del total de fallecidos.
Por sexos, la proporción de varones sobre el total ha sido del 77% mientras que por tipo de vía, las carreteras convencionales siguen siendo donde ocurren el mayor número de accidentes aunque en 2013 fallecieron en estas vías 898 personas, lo que supone un descenso del 12% respecto a 2012. En el caso de los fallecidos en autovía (178) se han reducido un 19% y en autopista ha habido 9 fallecidos menos, habiéndose registrado 52.
Por tipo de accidente, la salida de vía sigue siendo el tipo de accidente que más fallecidos genera tanto en vías de gran capacidad (87 fallecidos, el 38%) como en carreteras convencionales (333 fallecidos). En autopistas y autovías, los atropellos a peatón (41) se sitúan como el segundo tipo de accidente que más fallecidos computa.
Precisamente, el número de peatones fallecidos se ha incrementado en el último año, al pasar de 132 a 138, al igual que en el caso de los motoristas fallecidos, que han aumentado de 186 a 188. Por el contrario, los usuarios de bicicleta fallecidos se reducen en 11 personas, pasando de 47 en 2012 a 36 en 2013, una tendencia que se repite en el caso de los fallecidos en turismo (590) --que descienden un 18% respecto al año anterior--, los usuarios de furgoneta --que descendieron en 26 personas el número de fallecidos, con 49 muertos-- y los fallecidos en ciclomotor, que también descienden en 5 personas.
FALLECIDOS SIN CASCO O CINTURÓN DE SEGURIDAD
Asimismo, el 21% de los conductores y pasajeros fallecidos en turismos y furgonetas en 2013 no llevaban puesto el cinturón de seguridad, pero comparando esta cifra con el año 2012, el porcentaje aumenta hasta el 25% y hasta el 38% en 2004.
De los 188 fallecidos en motocicleta, ocho no utilizaban casco en el momento del accidente, mientras que en el caso de los 27 fallecidos en ciclomotor, seis no hacían tampoco uso del casco. En el caso de los ciclistas, de los 36 usuarios de bici fallecidos, diez de ellos no utilizaban casco, pese a ser obligatorio en vías interurbanas.
Por último, el Gobierno ha puesto en marcha este año una Unidad de Coordinación de víctimas de accidentes de tráfico, con el objetivo de coordinar una red de información y atención a las víctimas, que ha atendido a 850 víctimas de accidentes desde el 1 de febrero en que se creó.
AUMENTO DE VELOCIDAD Y MULTAS POR DROGAS
El Gobierno estima que a principios del año próximo entrará en vigor el anteproyecto de Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. Preguntado respecto a posibles modificaciones de este texto ha recordado que el Ejecutivo tiene "voluntad de consenso" y que cederá en cuestiones "que no desnaturalicen el proyecto".
En este sentido, ha recordado que la nueva ley no contempla un aumento general de la velocidad a 130 km/h, medida que ha sido criticada desde diversas asociaciones y partidos, sino que abrirá la posibilidad de que en determinados tramos y previa señalización y dependiendo de variables, se podrá modificar a ese máximo.
En esta misma línea, ha aclarado que no prevé modificar las multas por conducir bajo los efectos de las drogas, estipuladas en 1.000 euros. "Antes estaba la prohibición de conducir bajo efectos de droga pero había un vacío legal y ahora con el nuevo proyecto no se producirá este vacío".