Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Renault adjudica a sus factorías españolas el Tercer Plan Industrial, con 2.000 empleos fijos

A partir de septiembre la factoría de Palencia implantará un cuarto turno, con la incorporación de un millar de trabajadores De los Mozos anuncia que la producción en España se mantendrá en los mismos niveles que en 2015
A partir de septiembre la factoría de Palencia implantará un cuarto turno, con la incorporación de un millar de trabajadores
De los Mozos anuncia que la producción en España se mantendrá en los mismos niveles que en 2015
El Grupo Renault ha adjudicado a España el Tercer Plan Industrial 2017-2020 que, además de nuevos proyectos industriales, supondrá en los próximos cuatro años la creación de 2.000 puestos indefinidos y permitirá a la multinacional del rombo mantener en España una producción en niveles similares a los de 2015, lo que supone "abrir otra nueva etapa de futuro" de la compañía y sitúa a las plantas españolas en la mejor disposición para futuras adjudicaciones.
Así lo ha asegurado el presidente de Renault España y director mundial de Fabricación y Logística, el vallisoletano José Vicente de los Mozos, quien, precisamente, ha escogido la Factoría de Montaje en Valladolid como marco de un anuncio que, como así ha destacado, es fruto del Acuerdo de Competitividad y Empleo para el periodo 2017-2020 suscrito el pasado día 5 de abril entre la Dirección y la parte sindical, de ahí sus loas tanto a los participantes en la negociación como a los propios trabajadores.
En su alocución, y antes de entrevistarse a posteriori con el presidente de Castilla y León y el alcalde de Valladolid, Juan Vicente Herrera y Óscar Puente, respectivamente, De los Mozos, ha aprovechado para incidir en que la nueva estrategia industrial de la multinacional del rombo se traducirá en los próximos cuatro años en la creación de 2.000 empleos fijos y en nuevos proyectos industriales que situarán a las plantas españolas a un nivel de competitividad e innovación que las hará acreedoras de futuras adjudicaciones.
"No comprometemos a mantener volúmenes de producción similares a los de 2015, lo que demuestra la confianza en las plantas españolas", ha indicado De los Mozos, quien achaca la inmejorable situación de éstas a los efectos de los dos planes industriales anteriores, con inversiones directas en ellas de 500 y 600 millones de euros.
En esta tercera estrategia, está previsto que la Factoría de Carrocería Montaje de Valladolid reciba un nuevo vehículo cuyas características De los Mozos ha preferido mantener en secreto y que, tal y como ha advertido, no tiene por qué suponer el fin de la producción del Captur. Lo que sí ha adelantado ya el mandatario de Renault es que los preparativos comenzarán en verano, aprovechando la parada de agosto, y que ese nuevo modelo será una realidad en los próximos años.
Pero además, el plan incluye un nuevo propulsor de la Alianza Renault-Nissan en la Factoría de Motores de Valladolid, en concreto un K9 de octava generación que irá destinado a diversos vehículos de las gamas Renault, Dacia, Samsung, Nissan y Daimler, así como una caja de velocidades, también de la Alianza, para la Factoría de Sevilla--la TX30--cuya fabricación exigirá una adaptación de todo el sistema industrial y que permitirá aumentar el par de la actualmente fabricada en la TL4.
INYECCIÓN DE ALUMINIO
Sin embargo, De los Mozos ha puesto el énfasis, como una de las principales novedades, en la llegada a España, concretamente a la Factoría de Motores de Valladolid "o sus inmediaciones", de una nueva actividad de inyección de aluminio que permitirá mejorar considerablemente la competitividad de sus propulsores a menor coste.
Esta nueva tecnología arrancará a finales de 2017 con la incorporación de los primeros 90 trabajadores y se centrará en la fabricación del cárter de cilindros que se montará en los motores que se producen en Valladolid, aunque en el futuro podrían fabricarse también piezas para la factoría de cajas de velocidades de Sevilla.
En los planes del Grupo Renault figura también en un lugar destacado su objetivo de potenciar el Centro de I+D+i de Valladolid, donde cuenta actualmente con un millar de ingenieros al que se sumarán otros 150 en el periodo de vigencia de la nueva estrategia industrial.
8.000 VEHÍCULOS POR SEMANA EN PALENCIA
Con perspectivas mucho más próximas en el tiempo, De los Mozos se ha felicitado de que el "primer fruto" del plan adjudicado a España será la puesta en marcha en la Factoría de Palencia de un cuarto turno de fin de semana, con un millar de nuevos empleos y el objetivo de alcanzar una producción jamás hasta ahora alcanzada de 8.000 vehículos, entre Megane y Kadjar, por semana.
"Si ahora somos 14.000 trabajadores, a partir del 1 de septiembre seremos un total de 15.000, con la incorporación de esos nuevos 1.000 a las instalaciones de Palencia", ha indicado con orgullo De los Mozos, quien ha justificado tal medida en la gran aceptación y éxito del Megane por su "diseño, línea dinámica y atractiva y confort", hasta el punto de que este vehículo "made in spain" se ha convertido en España en el más vendido durante las dos últimas décadas y desde el lanzamiento de su primera generación, en 1995, acumula ya un total de 6,6 millones de unidades vendidas en 50 países, de las cuales 4 millones han sido fabricadas en Palencia.
En materia de empleo, el dirigente de Renault precisa que los planes pasan por convertir 1.400 puestos de relevistas en indefinidos antes de concluir 2020, junto con la creación de otros 600 fijos, lo que supondría un total de 2.000, al tiempo que ha recordado que por cada puesto fijo el número de indirectos se multiplica por cuatro o por ciento.
Por ello, no ha desaprovechado la ocasión para recordar la importancia de los parques de proveedores, como el de Palencia, "que está lleno", y por tanto ha lanzado un mensaje a la Junta de Castilla y León para que se pronuncie respecto de la posible creación de otro en Valladolid.
"Es la Junta la que tiene que decidirse", ha reiterado De los Mozos, quien no ha descartado trasladar a ese nuevo parque en Valladolid la actividad de inyección de aluminio si finalmente el Ejecutivo de Herrera apostara por él. "¿Por qué no instalar allí nuestro nuevo taller de aluminio?", ha apuntado.