Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ancove dice que un 10% de las ventas podría haber quedado retenido por la situación política

La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) advierte de que, en lo que va de año, el porcentaje de venta retenidas a la espera de que se aclara la situación política puede rondar el 10%.
En una nota, la asociación considera una buena señal los datos de matriculaciones de mayo, pero expresa su preocupación ante la posibilidad de que la actual incertidumbre política lastre las ventas en verano.
Ancove advierte además de que las compras de vehículos por parte de particulares se encuentran lastradas por las incertidumbres políticas y económicas.
Los comerciantes de vehículos ya mostraron su preocupación a principios de año por lo que consideraba iba a ser un ejercicio relativamente plano para las ventas de vehículos nuevos, con especial incidencia en el canal de particulares.
Sin embargo, en enero no se contabilizó el efecto que podría suponer en las intenciones de compra los problemas para formar un nuevo Gobierno. Sin embargo, después de cinco meses y con unas nuevas elecciones para final de mes, la incertidumbre sigue pesando en la decisión de los consumidores, aseguran.
"Los meses de junio y julio suponen el 20% de las ventas de total del año y la incertidumbre no beneficia. Además, los indicadores económicos también están dejándose sentir, por lo que no somos muy optimistas", indica el presidente de la asociación, Elías Iglesias.
"No obstante, podría darse el caso de que ante la demanda embalsada, algunos compradores se decidan a comprar por la cercanía de los viajes de vacaciones, a pesar de las incertidumbres", añade.