Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bridgestone reduce un 5,4% el beneficio, pero eleva el dividendo

El fabricante japonés de neumáticos Bridgestone obtuvo un beneficio de 284.294 millones de yenes (2.256 millones de euros) en el ejercicio 2015, lo que supone un descenso del 5,4% con respecto a 2014.
Este descenso en el beneficio no ha impedido que la compañía se haya decidido a alevar el dividendo, debido a la mejora en las ganancias operativas y a otras variables como el flujo de caja.
El beneficio ordinario se situó durante el ejercicio fiscal en 507.303 millones de yenes (4.026 millones de euros), un 9,5% más que las cifras registradas en el año anterior.
La compañía japonesa alcanzó además una facturación por valor de 3,7 billones de yenes (30.081 millones de euros) durante el año, lo que supone una progresión del 3,2% con respecto al ejercicio anterior.
Junto a esto, ha anunciado un incremento del dividendo del 16%, de 60 a 70 yenes por acción, tanto con respecto a sus previsiones anteriores como con la cantidad distribuida en el ejercicio anterior.
El nuevo dividendo se repartirá el próximo el 25 de marzo. La compañía destinará un total de 54.826 millones de yenes (430,6 millones de euros) al pago de dividendos con cargo al ejercicio de 2015, que tendrán como fuente las ganancias obtenidas en el ejercicio anterior.
Para determinar los pagos de dividendos, la empresa evalúa de manera exhaustiva factores que van desde los resultados del negocio, la situación financiera para el período fiscal, las previsiones de ingresos a medio plazo, los planes de inversión y los flujos en efectivo.