Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castilla y León declara proyecto industrial prioritario el III Plan Industrial 2017-2020 de Renault

La Junta de Castilla y León ha declarado proyecto industrial prioritario el III Plan Industrial 2017-2020 del Grupo Renault en Castilla y León, según el acuerdo publicado este viernes en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).
Para ello, se declararán de urgencia todas las actuaciones competencia de la Administración de la Comunidad de Castilla y León relacionadas con los proyectos e inversiones previstos en el citado Plan Industrial por lo que los plazos legalmente establecidos para su tramitación quedan reducidos a la mitad, de conformidad con lo dispuesto en la normativa aplicable.
Además, en el supuesto de que determinadas actuaciones o procedimientos sean competencia de otras administraciones públicas, la Junta de Castilla y León arbitrará los mecanismos de coordinación que sean necesarios con el fin de agilizar su tramitación.
El Plan Industrial supondrá la transformación de 2.000 contratos temporales en contratos fijos de los que el 95 por ciento corresponden a personal que se ubica en los centros de trabajo de la multinacional en Castilla y León.
A estos datos, se añaden entre 90 y 120 nuevos empleos en la fase de inyección de aluminio; otros 20 nuevos empleos en las nuevas líneas de mecanizado y más de 150 técnicos e ingenieros en las actividades de I+D+i.
Según recuerda la Junta en esta disposición, las inversiones del Grupo en las instalaciones de Castilla y León superarán los 675 millones de euros. El plan industrial contempla para las instalaciones del Grupo en Comunidad la industrialización de nuevos productos tanto en las plantas de Valladolid (motores y carrocerías) y Palencia, la realización de nuevas actividades industriales que vincularán más la cadena de valor de un sector industrial esencial para la economía regional y la asignación de nuevas actividades de I+D+i.
El Plan Industrial que se ha aprobado y los dos Planes Industriales anteriores han permitido la creación de 5.000 empleos adicionales en las instalaciones fabriles del Grupo en Castilla y León.