Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La planta viguesa de Citroën no cumple "criterios de rentabilidad" para adjudicarse las nuevas furgonetas

La dirección insta a los sindicatos a crear una comisión negociadora para tomar medidas sobre "la tasa de mano de obra"
La dirección de la planta viguesa de PSA Peugeot Citroën ha instado a los sindicatos a constituir una comisión negociadora para valorar la puesta en marcha de medidas que permitan a la fábrica adjudicarse el proyecto k9 (el nuevo modelo de furgoneta), ya que, a día de hoy, "no se cumplen los criterios de rentabilidad".
Así lo han trasladado a Europa Press fuentes sindicales, tras la reunión mantenida este miércoles con la dirección de la planta de Balaídos. En dicha reunión, según los sindicatos, no se dieron explicaciones claras del encuentro mantenido por la dirección general del grupo, presidido por Carlos Tavares.
No obstante, han señalado estas fuentes, sí que se ha constatado que, una vez estudiados los informes, la planta de Vigo "no alcanza los criterios de rentabilidad" para adjudicarse la nueva furgoneta. Ahora, se abre una nueva fase en la que la fábrica deberá adoptar medidas para corregir esa situación y someterse a una nueva evaluación.
Entre las medidas que se barajan, se prevé la actuación en cuatro grandes ejes: inversiones, logística, proveedores y "tasa de mano de obra". En esa línea, la dirección de la factoría ha instado a los sindicatos a que creen una comisión negociadora (que estaría formada por un máximo de 13 representantes de los trabajadores), que empezaría a trabajar a partir del próximo 20 de octubre.
REVISIÓN DE SALARIOS
Los sindicatos han señalado que, aunque no se han dado explicaciones más concretas, "todo parece indicar" que la intención de la dirección de la fábrica es reducir costes, entre otros mecanismos, a través de la revisión de los salarios. De hecho, la dirección les ha trasladado que, según los cálculos del grupo, el 54 por ciento del coste de cada vehículo que sale de Balaídos se corresponde con el salarios.
Por otra parte, en la reunión de este miércoles, la dirección de la factoría de Balaídos también ha trasladado a los sindicatos que, a partir de noviembre, se suprimirán dos turnos de embutición. Esta medida afectará a 45 operarios, de los que 25 serán reubicados en otros turnos y 20 en otros talleres de la fábrica.