Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Citroën acepta revisar su propuesta de recortes ante el "rechazo total" de los sindicatos

Las centrales ven las medidas "inasumibles" y la dirección lamenta que "ni siquiera se ha discutido"
La dirección de PSA Peugeot Citroën en Vigo se ha mostrado dispuesta a revisar su propuesta de recortes salariales, tras el "rechazo total" mostrado por los sindicatos a las medidas puestas encima de la mesa y que, según la dirección, son necesarias para mejorar los criterios de rentabilidad de la planta y poder adjudicarse las nuevas furgonetas.
Según han explicado a Europa Press fuentes de la empresa, la dirección está dispuesta a "construir sobre la base de la propuesta hecha", aunque no descarta que "pueda variar", dado que los sindicatos no han querido siquiera debatir los puntos planteados, por considerarlos inasumibles: rebaja salarial del 5 por ciento, congelación hasta 2019, reducción del 50 por ciento en las pagas extras, reducción y eliminación de complementos y licencias, entre otras.
No obstante, la empresa ha pedido a los sindicatos que hagan una "reflexión" y les ha instado a "debatir y negociar" dichos planteamientos, ya que, en el encuentro de la mesa negociadora de este jueves "se han limitado a mostrar su rechazo total a la propuesta" y "ni siquiera se ha discutido".
Por ello, la dirección les ha emplazado a un nuevo encuentro el próximo 3 de noviembre, y les ha pedido que, hasta entonces, "reflexionen" para acceder a debatir o, en todo caso, que elaboren su propia "contrapropuesta", con el fin de poder "avanzar".
"La empresa mantiene su propuesta", ha precisado la dirección, que tampoco descarta que se pueda "matizar", aunque insiste en que "ni siquiera se ha discutido". "Una negociación es para buscar puntos de encuentro", han recordado las mismas fuentes.
SINDICATOS
Por su parte, los representantes de los trabajadores han trasladado a la dirección de la planta su total desacuerdo con las medidas planteadas y han pedido que se revisen, para que haya otra alternativa sobre la mesa en la próxima reunión.
El sindicato mayoritario, el SIT, ha criticado la propuesta "desproporcionada e inasumible" de la dirección, y ha recordado que, ni siquiera con esos recortes, la planta tiene garantizada la adjudicación de las nuevas furgonetas. En ese sentido, ha lamentado que "nunca ha sido propio de la dirección" de la planta intentar llegar a acuerdos con la parte social "con propuestas de este tipo".
CUADROS DIRECTIVOS
Por otra parte, la dirección de PSA en Vigo ha querido precisar, ante las críticas de algunos sindicatos, que los cuadros directivos de la fábrica (unos 200 empleados que no están sujetos al convenio y a los que no les afectarían esos recortes) "ya contribuyen a la reducción de costes".
Así, ha señalado que estos trabajadores tienen sus sueldos congelados desde hace tres años, y que su subida salarial acumulada desde 2008 ha sido de un 7,3 por ciento como media, 3,7 puntos por debajo del IPC. Mientras, han recalcado, el grueso de la plantilla ha tenido incrementos consolidados que suman un 14 por ciento en estos años, 3 puntos por encima del IPC (que subió un 11 por ciento).