Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La DGT prevé casi tres millones de desplazamientos el fin de semana de Todos los Santos

La Dirección General de Tráfico (DGT) cuenta con cinco helicópteros equipados con el sistema de radar 'Pegasus' para vigilar la velocidad desde el aire, coincidiendo con un fin de semana en el que se prevé un incremento de los desplazamientos por carretera debido a la festividad de Todos los Santos el sábado 1 de noviembre.
Según informa Tráfico, desde las 15.00 horas de este viernes y hasta las 24.00 del domingo, desarrollará un dispositivo de vigilancia y regulación del tráfico frente a los 2,9 millones de desplazamientos por carretera que se prevén, con multitud de viajes de corto y largo recorrido, muchos de los cuales estarán motivados por la tradicional visita a los cementerios de todas las poblaciones, con especial incidencia en entradas y salidas de grandes ciudades.
La DGT instalará carriles adicionales en las carreteras que registren mayores intensidades de circulación, sobre todo en las proximidades de los grandes núcleos urbanos, restringirá la circulación en ciertos días, tramos y horas de la circulación de camiones en general y de determinadas mercancías en particular; y limitará la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada.
Para ello, Tráfico dispone de más de 200 funcionarios y personal técnico especializado que atiende en los siete Centros de Gestión de Tráfico ubicados en Madrid, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Málaga, Valladolid y A Coruña, de cerca de 3.500 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, y de más de 4.000 empleados de las empresas de conservación, de vías en régimen de concesión y del resto de titulares de carreteras y personal de servicios de emergencia tanto sanitarios como bomberos.
CINCO RADARES 'PEGASUS'
En este contexto, para la DGT, con el funcionamiento de estas cinco aeronaves equipadas con radar, "se garantiza la cobertura total para la vigilancia de las carreteras, en especial en las convencionales". Al igual que los anteriores, estos nuevos radares cuentan con un mecanismo y un software incluido en la cámara de vigilancia que transportan, para así poder captar la velocidad de los vehículos y detectar otras infracciones desde el aire.
Estos radares constan de dos cámaras, una panorámica que facilita el seguimiento y captación de la velocidad y otra de detalle que tiene un objetivo que lee la matrícula del vehículo llegando incluso a poder detectar velocidades de hasta 360 kilómetros por hora. El nuevo radar ha sido verificado y homologado por el Centro Español de Metrología, organismo dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.
Igualmente, los 'Pegasus' son operativos incluso a 300 metros de altura y a una distancia en línea recta con el vehículo controlado de un kilómetro tal y como se ha podido comprobar en las imágenes que periódicamente facilitamos a los medios.
UN TOTAL DE 17.802 VEHÍCULOS CONTROLADOS
Por otra parte, la DGT ha indicado que desde que se pusiera en marcha el primer radar 'Pegasus', en marzo de 2013, las aeronaves en servicio han realizado 890 horas de vuelo, han controlado la velocidad de 17.802 vehículos y han denunciado a 3.199 conductores por circular a una velocidad superior a la permitida.
En este sentido, ha concretado que la velocidad media a la que circulaban los conductores de los vehículos denunciados fue de más de 30 kilómetros por hora por encima a la estipulada en la vía. Además, la velocidad máxima detectada y denunciada en una carretera con límite de 120 kilómetros por hora fue de 242.
Asimismo, en carreteras con límite de 100 kilómetros por hora se detectó un vehículo a 195 kilómetros por hora y en el caso de carreteras limitadas a 90 kilómetros por hora, la velocidad máxima a la que fue interceptado un conductor fue de 199 kilómetros por hora. Tráfico ha señalado que los excesos de velocidad han supuesto la pérdida 2.680 puntos, destacando que a 46 de ellos, ese exceso de velocidad les ha supuesto la pérdida de 6 puntos (infracción muy grave).
La DGT recomienda planificar el viaje e informarse del estado de las carreteras; llevar encendida durante todo el día las luces de cruce, en caso de que el vehículo no disponga de luces de conducción diurna; y llevar puesto el cinturón de seguridad y los menores ir debidamente sentados y abrochado su sistema de retención infantil.
Finalmente, Tráfico aconseja no conducir si se ha ingerido alcohol o drogas; respetar los límites de velocidad, sobre todo, en carreteras secundarias; mantener la distancia de seguridad, recordando que si la calzada está mojada, la distancia con el vehículo que precede debe ser el doble; y realizar una conducción responsable y prudente.