Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ford Almussafes firma el convenio 2014-18, que incluye jubilaciones parciales con contratos de relevo

La dirección de Ford en Almussafes (Valencia) ha suscrito este viernes con los sindicatos mayoritarios en la planta el convenio colectivo 2014-18, que contempla, entre otros aspectos, la jubilación parcial de unos 980 trabajadores y los correspondientes contratos de relevo, que tendrán carácter indefinido.
Según han informado a Europa Press fuentes de la empresa y sindicales, el convenio se sustenta en el acuerdo de competitividad alcanzado en abril de 2013, al que la mayoría de la plantilla dio luz verde. Así, con ese texto como base ambas partes han realizado un trabajo de redacción para adecuar el acuerdo a la nueva legislación laboral.
Fuentes de Ford han asegurado que el proceso ha sido "muy rápido" porque "la base ya estaba sentada" y, además, ese acuerdo "había sido aprobado por la mayoría de la plantilla". El convenio ha sido respaldado por los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, mientras que CGT e Intersindical lo han rechazado.
Por su parte, el máximo representante de UGT en la planta, Carlos Faubel, ha calificado el documento como "el convenio del empleo" y se ha mostrado "muy satisfecho" de los aspectos conseguidos, más aún "en la coyuntura actual".
Además de las jubilaciones con contrato de relevo, el nuevo convenio contempla en el plano salarial la congelación de los sueldos en 2014, subida de medio punto por encima del IPC desde 2015 y de un punto en 2018, además de la cláusula de revisión a 1 de enero.
De este modo, Faubel ha valorado que "pese a ceder en cuanto a la congelación en 2014" se ha conseguido incorporar la cláusula de retroactividad a 1 de enero y en el conjunto de los cinco años los empleados podrán mantener su poder adquisitivo.
Otro de los aspectos a los que los trabajadores han renunciado para llegar al acuerdo ha sido la renuncia a las subvenciones de comedor, de 1,10 euros por trabajador en el menú, aunque según el representante de UGT, "lo importante es mantener el salario".
Faubel ha resaltado, asimismo, que desde la recuperación del tercer turno durante la noche, ya se han producido 2.100 incorporaciones nuevas en la planta. De hecho, el pasado año UGT supeditó la firma del acuerdo de competitividad a que la empresa pusiera fecha para recuperar este turno.
INTERSINDICAL SE OPONE.
Por su parte, desde STM-Intersindical Valenciana han justificado su rechazo al convenio alcanzado porque, a su entender, "supone un retroceso importantísimo en los derechos laborales, sociales y económicos de los trabajadores".
En un comunicado, la central sindical ha manifestado que "no es comprensible" que en una situación "inmejorable" de la factoría "se firme un convenio con retrocesos como la desregulación de la jornada y pérdida de poder adquisitivo por la congelación salarial, entre otras cosas".